AMP.- Izquierda abertzale dice que López será lehendakari "del pucherazo" y "nunca será admitido por la mayoría social"

Tasio Erkizia dice que pondrán "toda la carne en el asador" para unir a partidos que apuesten por un Estado vasco SAN SEBASTIÁN, 30 (EUROPA PRESS) El representante de la izquierda abertzale Tasio Erkizia afirmó hoy en San Sebastián que el candidato socialista Patxi López será el "lehendakari del pucherazo" que "nunca tendrá prestigio social, ni será admitido por la mayoría" de la sociedad vasca. En una rueda de prensa en la capital guipuzcoana, el histórico dirigente de Batasuna, acompañado por los miembros de la izquierda abertzale, Miren Legorburu, Arantza Urkaregi, Hodei Egaña y Agurtzane Salaberria, estos tres últimos detenidos en enero por orden del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón dentro y puestos en libertad la pasada semana, denunció que esta operación policial respondió a "un objetivo político", el "torpedear" la plataforma D3M e impedir que concurriera en las elecciones autonómicas. A su juicio, con la ilegalización de la citada iniciativa política de la izquierda abertzale PP y PSE pretendían "lograr la mayoría parlamentaria en Gazteiz", que "lo han conseguido"; cerrar el "ciclo político abierto en Lizarra-Garazi y abrir uno nuevo de la españolización y la imposición española en Euskal Herria"; y, en tercer lugar, "dar un nuevo paso para barrer del mapa político a la izquierda abertzale", puesto que "son conscientes que para cumplir sus objetivos políticos"ésta es "el enemigo a abatir". Erkizia subrayó que López va a ser "el lehendakari del pucherazo", porque el PSE ha sido la fuerza que "promovió la Ley de Partidos, que impulsó la ilegalización sistemática de toda expresión política de la izquierda abertzale", y así, aunque junto al PP tienen "la mayoría matemática de los parlamentarios", esa "no es la voluntad de la mayoría de la sociedad vasca". El representante de la izquierda abertzale destacó que el nuevo "antidemocrático" Parlamento Vasco, favorecerá "la división territorial de Euskal Herria y contará con muy poco prestigio social". Tras instar al PNV a que deje de hacer "análisis partidistas" de los resultados electorales, diciendo que "el objetivo de PP y PSOE es desbancar" a la formación jeltzale, opinó que PP y PSE "van mucho más allá" y la "realidad" es que tienen "un proyecto político que quieren imponer, aún siendo minoría", y para ello "han hecho todas las trampas posibles", llevando a este pueblo "a una situación claramente antidemocrática". "Un lehendakari del pucherazo", en alusión a López, "nunca puede ser un lehendakari con prestigio social y admitido por la mayoría social en esta parte de Euskal Herria", insistió. Preguntado por el hecho de que el PP ostente la Presidencia del nuevo Parlamento vasco, Erkizia aseguró que los populares saben que van a presidir una institución "antidemocrática" y van a "descalificar más unas instituciones bastante descalificadas". Ante esta situación, Erkizia aseguró que "a más represión" la izquierda abertzale va a ofrecer "más propuestas democráticas para dar salida a este pueblo" y pondrá "toda la carne en el asador" para "crear las condiciones idóneas" para que haya un nuevo proceso de "diálogo y negociación" política en este país. "UNIR FUERZAS" Asimismo, afirmó que la izquierda abertzale va a poner "todo su esfuerzo" para "unir a todas las fuerzas políticas que apuesten por la creación de un Estado vasco, que estén por una confrontación política con el Estado, por la independencia y por la soberanía de Euskal Herria". Cuestionado sobre la ronda de contactos que la izquierda abertzale anunció recientemente iba a mantener con estas formaciones, Erkizia apuntó que "se han dado pasos" y "se sigue en esa línea". El representante de la izquierda abertzale afirmó que hay que llevar a cabo "una nueva transición", ya que la reforma liderada por el PNV hace 30 años y las instituciones surgidas de la misma "no responden a las aspiraciones mayoritarias de este pueblo", cuyo liderazgo "corresponde a las fuerzas soberanistas, independentistas". También se comprometió a defender, "con uñas y dientes" el euskara, la cultura vasca y "todos los símbolos de identidad como nación diferenciada que es Euskal Herria". Finalmente, recordó que "los estados español y francés no tienen un problema con ETA, ni con la izquierda abertzale", sino "un problema de identidades con Euskal Herria", que tiene la suya "propia y el derecho a defenderla", frente a un diseño estatal "uniforme y único".