Aralar dice que el Aberri Eguna debe mostrar "el peso" que tienen los abertzales, a los que pide unidad de acción

Denuncia que las fuerzas "constitucionalistas" han formado un gobierno "contra la mayoría social y política abertzale"

BILBAO, 9 (EUROPA PRESS)

Aralar recordó hoy que "los principales gobiernos" están en manos de los partidos "constitucionalistas", por lo que consideró "más necesaria que nunca" la unidad de acción y el trabajo en común entre abertzales. En ese sentido, manifestó que "el Aberri Eguna debe servir para demostrar a la sociedad el peso" que tiene.

En un comunicado con motivo de la celebración el domingo del Aberri Eguna, Aralar afirmó que en esta situación de crisis económica, se hace "indispensable la reivindicación de una Euskal Herria de izquierdas". "Un pueblo sin justicia social no será nunca un pueblo libre y, por ello, Aralar reivindica el sentimiento abertzale y de izquierdas", añadió.

La formación abertzale se sumará el domingo a la convocatoria del Foro de Debate Nacional, que celebrará una marcha entre Irún y Hendaia, en un Aberri Eguna "conjunto" con EA, la izquierda abertzale, los sindicatos LAB, HIRU y EHNE, y otras entidades como Bilgune Feminista, o Euskal Herriko Gazte Kontseilua, con el objetivo de apoyar la "reivindicación nacional de Euskal Herria y el derecho a ser una nación soberana". Por parte de Aralar, participarán en el evento el vicecoordinador, Jon Abril, junto con miembros de la ejecutiva del partido.

Aralar destacó que el Aberri Eguna de 2009 llega en una situación "difícil para el conjunto de las y los abertzales". "Por primera vez en la Comunidad Autónoma Vasca, las fuerzas constitucionalistas ostentan la mayoría en el Parlamento vasco, formando un Gobierno contra la mayoría social y política abertzale. Pero eso no va a ocurrir porque la sociedad ha dejado de ser abertzale, sino que es una consecuencia de la distorsión que han producido las ilegalizaciones y la Ley de Partidos", resaltó.

PARLAMENTO VASCO

Tras aseverar que las fuerzas abertzales no han "perdido fuerza", porque son "más", precisó que en el Parlamento vasco los partidos abertzales tendrían una representación mayor que en la legislatura anterior.

"Teniendo en cuenta a todas las formaciones abertzales, esta legislatura tendríamos un parlamentario más que los 39 de la legislatura anterior, sumaríamos 40. También en Navarra, tras la creación de Nafarroa Bai, la coalición se ha convertido en la segunda fuerza del territorio, y con tendencia al alza, algo que no ha ocurrido desde la transición", indicó.

Para la formación liderada por Patxi Zabaleta, la unidad y el trabajo en común entre los abertzales crean un "clima de ilusión en amplios sectores de la sociedad de Euskal Herria, y los votantes han premiado esa unidad de acción, como se ha podido comprobar con las coaliciones Nafarroa Bai y Euskal Herria Bai". "Eso nos muestra que existe un camino a seguir. El abertzalismo va hacia delante y la clave para poder seguir avanzando está en la capacidad para unir fuerzas", agregó.

En su opinión, para que esa unidad de acción "pueda cuajar, como principio básico se debe reconocer que existen diferentes maneras de sentir y vivir el ser abertzale". "Es imprescindible que, cuando hablemos de la necesidad de la unidad de acción entre abertzales, reconozcamos y tengamos en cuenta la relación entre diferentes. La cuestión no es que todos pensemos igual, que todos compartamos por completo la misma estrategia. La clave consiste en que sepamos unir fuerzas desde la diferencia", manifestó.

ABERTZALES SIN EXCLUSIONES

Por ello, apuntó que, "en vez de un único universo abertzale", se debe hablar de "diversos universos abertzales, sin exclusiones, sin dejar fuera a nadie de antemano". "Debemos unir nuestras fuerzas para seguir siendo mayoría porque, el ser mayoría, es nuestra mayor fortaleza ante los que quieren negar nuestros derechos", agregó.

No obstante, reconoció que "el peso de la violencia es nuestro punto débil". "Además de ser una vulneración inaceptable de los derechos humanos, la violencia impide la acumulación de fuerzas y supone una debilidad a la hora de reivindicar democráticamente nuestros derechos ante los demás", lamentó.

Por lo tanto, instó al conjunto de los abertzales a dejar a un lado definitivamente la violencia de ETA, y denunciar "con la misma contundencia" la conculcación de todos los derechos humanos.

Por último, señaló que, cuando la mayoría de un pueblo reivindica democráticamente la capacidad para poder decidir su futuro, esa reivindicación es "imparable para un estado democrático". "Lo puede retrasar, buscar excusas, pero al final, resulta imparable. Québec y Escocia son buenos ejemplos. Euskal Herria debe seguir ese camino. Tomemos ese camino", concluyó.