Aralar pide en las Juntas que se subvencione a las familias de los presos de ETA

  • San Sebastián, 16 abr (EFE).- Aralar ha presentado una propuesta en las Juntas Generales de las tres provincias vascas para que se destinen ayudas a las familias de los presos de ETA que, según sus cálculos, deben hacer frente a un gasto medio de 337 euros semanales sólo en desplazamientos si desean visitar a estos reclusos.

Aralar pide en las Juntas que se subvencione a las familias de los presos de ETA

Aralar pide en las Juntas que se subvencione a las familias de los presos de ETA

San Sebastián, 16 abr (EFE).- Aralar ha presentado una propuesta en las Juntas Generales de las tres provincias vascas para que se destinen ayudas a las familias de los presos de ETA que, según sus cálculos, deben hacer frente a un gasto medio de 337 euros semanales sólo en desplazamientos si desean visitar a estos reclusos.

Los junteros de este partido en Guipúzcoa, Rebeka Ubera, y en Vizcaya, Josu Murgia, han dado a conocer hoy en una rueda de prensa en San Sebastián esta iniciativa de Aralar, que podría ser debatida en un plazo de mes y medio en los tres parlamentos provinciales.

Murgia ha explicado que esta propuesta surge después de que el PSE haya hecho pública su decisión de anular las ayudas de 225.000 euros que otorga el Gobierno autonómico para sufragar los viajes a las cárceles de familiares de presos de ETA, cuya convocatoria fue publicada el 24 de marzo en el Boletín Oficial del País Vasco.

Ha recordado que su formación ha solicitado en repetidas ocasiones en las Juntas Generales la aprobación de ayudas económicas para este fin, aunque ha asegurado que "la excusa" para no sacarlas adelante era aludir a las subvenciones que ya concedía el Ejecutivo autonómico.

Ahora que el "nuevo Gobierno PSE-PP" ha declarado que la partida va a desaparecer, Aralar entiende que es el momento de retomar este debate en las Juntas Generales de Guipúzcoa, Vizcaya y Álava.

Murgia ha insistido en que los familiares de los reclusos de ETA "son el daño colateral del conflicto", ya que están obligados a "realizar cientos de kilómetros para ver a sus familiares presos en diferentes puntos de España y Francia".

Ha puesto de relieve asimismo el perjuicio económico que "conlleva la dispersión" ya que, según Aralar, "cada familia tiene un gasto medio de 337 euros semanales" en desplazamientos.

Aralar calcula que el número de presos "como consecuencia del conflicto político que vive Euskal Herria" asciende a 750, repartidos en 84 cárceles españolas y francesas.

Se trata de "una distancia media de 630 kilómetros desde Euskal Herria", ha denunciado Aralar, al tiempo que ha lamentado que el próximo Gobierno Vasco, que aún no se ha configurado, haya anunciado ya su intención de "castigar a estas familias".

"No sabemos con cuántos retrocesos semejantes a éste vendrán Patxi López y su Gobierno, pero en cada uno de ellos se encontrarán de frente con Aralar", ha concluido Murgia.

Aralar ha precisado que aún no ha calculado a cuánto ascenderían estas ayudas por provincias, ya que habría que hacer un análisis sobre el número de reclusos y la distancia kilométrica a la que se encuentran para poder determinar la cantidad.