Ares replica a PNV que el apoyo de PP es "más legítimo" que el que otros ejecutivos "buscaron con radicales abertzales"

BILBAO, 2 (EUROPA PRESS)

El portavoz de la Ejecutiva del PSE-EE, Rodolfo Ares, afirmó hoy que el acuerdo suscrito ayer con el PP está "abierto al conjunto de fuerzas políticas", sin excluir "a nadie", y replicó al PNV que el apoyo de los populares al futuro gobierno vasco es "mucho más legítimo" que el que los anteriores ejecutivos "buscaron con los radicales abertzales".

Tras asistir al I Encuentro sobre Memoria y Víctimas del Terrorismo en Bilbao, el dirigente socialista se pronunció de esta manera en relación a las declaraciones del presidente del BBB del PNV, Andoni Ortuzar, que advirtió de que el candidato a lehendakari del PSE, Patxi López, se convertirá en "una marioneta" en manos del PP.

A juicio de Rodolfo Ares, "una vez más los dirigentes del PNV confunden sus deseos con la realidad" ya que Patxi López "formará un gobierno sólido y estable", frente al "gobierno débil" de Juan José Ibarretxe, y que "representará al conjunto de la sociedad vasca".

Asimismo, apuntó que, aunque el futuro ejecutivo socialista, "tendrá el apoyo del PP", pero mantendrá "el compromiso de sacar adelante" su programa electoral. En este sentido, aseguró que el acuerdo con el Partido Popular "no tiene ninguna contradicción" con este programa electoral y únicamente recoge "algunas de las prioridades" que ambos partidos consideran que "tienen que impulsarse para concretar el cambio en Euskadi".

En cualquier caso, subrayó que el apoyo del PP es "no sólo legítimo, sino que contribuirá a esa estabilidad que tiene que tener el gobierno". "Me reconocerá que es mucho más legítimo el apoyo que el PP pueda darle al gobierno de Patxi López que los que los radicales abertzales dieron en todo momento a los gobiernos de Ibarretxe. Es mucho más legítimo los apoyos de un partido democrático que los apoyos que los gobiernos de Ibarretxe buscaron con los radicales abertzales en el pasado", insistió.

De esta manera, censuró que "ellos buscaron los votos de los radicales abertzales para sacar adelante sus propuestas, llámese Plan Ibarretxe o consulta" y además "incluso Ibarretxe salió elegido con los votos de los radicales abertzales".

"Este -reiteró- es un gobierno que va a ser fuerte y estable, que va a tener como objetivo unir al país cohesionar a la sociedad, acabar con la política de frentes que ha practicado Ibarretxe, con la acumulación de fuerzas nacionalistas para intentar imponer un proyecto al conjunto de la sociedad vasca que es plural y diversa".

UNIR AL PAÍS

De este modo, aseguró que López practicará "una política para unir al país, para entenderlo como es -plural y diverso-", en vez de "una política para asimilar al conjunto de la sociedad a un proyecto socialista, como han intentado los nacionalistas durante años".

De la misma forma, afirmó que el Ejecutivo socialista tendrá como "prioridades que den respuesta a los problemas que tiene la ciudadanía", dejando "atrás" una etapa de gobiernos que tenían como objetivo "sacar adelante reivindicaciones partidarias".

El dirigente del PSE realizó un llamamiento "a todos -partidos políticos, agentes sociales, patronal-, para que atiendan el llamamiento que le va a hacer Patxi López para buscar diálogo y acuerdos para hacer ese verdadero plan de choque sumando esfuerzos, recursos y voluntades para afrontar la crisis, cohesionar el país, desarrollar nuestro autogobierno y hacer una política que mejore la gestión de los servicios públicos".

En esta línea, realizó un llamamiento "a todos, también al PNV" para que "tenga altura de miras, esté a la altura de las circunstancias del momento en que vivimos" y afirmó que el PSE, por su parte, mantendrá "siempre la disposición" a buscar "diálogo y acuerdos con todos" ya que el acuerdo alcanzado con el PP está "abierto al conjunto de las fuerzas políticas" y "no excluye a nadie".

"Todo a aquel que quiera trabajar con nosotros, la mano tendida del Gobierno socialista estará siempre, la puerta estará abierta para buscar acuerdos al servicio del país", explicó Rodolfo Ares, que insistió en que "habrá una política para el conjunto de la sociedad vasca, transversal".

PRESIDENCIA DEL PARLAMENTO

Por otro lado, preguntado por la candidatura de Arantza Quiroga a la presidencia del Parlamento vasco, reiteró que al PSE-EE "le gustaría que la presidenta pudiera hablar en los dos idiomas" de la Comunidad Autónoma Vasca y recordó que la parlamentaria del PP se ha comprometido a "hacer un esfuerzo" para "hablar euskera".

Según indicó, "a partir de ahí, valoraremos su trabajo a partir de las decisiones que tome como presidenta, porque hay un compromiso claro de querer aprender euskera", algo que se mostró convencido de que hará "muy rápidamente" teniendo en cuenta las necesidades de utilización del euskera y el castellano en la presidencia de la Cámara.