Ascienden a diez los muertos en un ataque suicida contra fuerzas de paz en Somalia

  • Mogadiscio, 22 feb (EFE).- Al menos diez personas, entre ellas cinco soldados de la Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM), murieron hoy en un ataque de dos terroristas suicidas del grupo integrista islámico Al-Shabab contra una base de las fuerzas de paz en Mogadiscio.

Ascienden a diez los muertos en un ataque suicida contra fuerzas de paz en Somalia

Ascienden a diez los muertos en un ataque suicida contra fuerzas de paz en Somalia

Mogadiscio, 22 feb (EFE).- Al menos diez personas, entre ellas cinco soldados de la Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM), murieron hoy en un ataque de dos terroristas suicidas del grupo integrista islámico Al-Shabab contra una base de las fuerzas de paz en Mogadiscio.

Un militar ugandés de la AMISOM, que pidió permanecer en el anonimato, dijo a Efe que uno de los dos suicidas, que llevaba un cinturón con explosivos, "se hizo pasar por un vendedor ambulante de plátanos, con lo que atrajo a varios soldados y, cuando estaban junto a él, hizo explotar la bomba".

Según esta fuente, cinco soldados, de los que no precisó si eran de Burundi o Uganda, murieron y otros militares resultaron heridos, mientras que tres civiles que estaban en las proximidades también resultaron muertos, información que no ha sido confirmada por el portavoz de la Unión Africana en Mogadiscio.

Los otros dos muertos son los terroristas suicidas que perpetraron el atentado contra la antigua Universidad Nacional de Mogadiscio, utilizada actualmente como base del contingente militar burundés de la AMISOM, según confirmó a Efe por teléfono el portavoz militar de Al Shabab, Sheikh Mukhtar Rowbow Ali.

Robow Ali, más conocido como "Abu Mansoor", dijo que "dos de nuestros mártires detonaron sus explosivos contra los cristianos de Burundi mientras asistían a misa", y explicó que uno de los atacantes llevaba la bomba atada a la cintura y el otro transportaba explosivos en un automóvil, que lanzó contra las tropas burundesas.

El portavoz de Al-Shabab identificó a los dos suicidas como Ahmed Sheikhdon Sidow y Mursal Abdinoor Mohamed, y afirmó que "en las explosiones murieron varios soldados" de la AMISOM.

Sin embargo, el portavoz de la misión de paz africana, capitán Berigye Ba-Hoku, calificó la información de Abu Mansoor de "falsa" y dijo que las explosiones fueron de mortero, aunque no confirmó si hubo bajas entre los soldados de la AMISOM.

Testigos presenciales aseguraron dijeron, por su parte, que sí se produjo un ataque con un coche bomba, pero que el vehículo explotó "cerca de la base" de AMISOM y no dentro de la misma.

Habibo Hassan, una mujer que vive frente a la base, dijo a Efe que "vimos como un automóvil explotaba y pensamos que se trataba de una bomba en la carretera. Más tarde, Al-Shabab dijo que fue un ataque suicida, pero el conductor del auto sólo consiguió matarse".

Los soldados de la AMISOM no permitieron a los periodistas acceder a la base.

Los líderes religiosos más respetados de Somalia pidieron recientemente que la AMISOM se retire del país en un plazo de 120 días y, al mismo tiempo instaron a todos los grupos armados somalís a no atacar durante ese período a los soldados de la misión de paz africana.

Al-Shabab ha declarado que seguirá luchando contra el Gobierno y las tropas de la AMISOM.

Estados Unidos vincula a Al-Shabab a Al-Qaeda y el grupo se ha infiltrado en varias zonas de Mogadiscio y controla diversas regiones del país tras la reciente retirada de un contingente militar etíope que apoyaba al Gobierno de Transición, respaldado por la ONU y la UA,

Entretanto, en Puntlandia, región autónoma del norte de Somalia, un grupo armado desconocido secuestró hoy a un empleado extranjero de una compañía minera y a su traductor somalí, que se dirigían de Bosaso, la capital regional, a la localidad de Taleh, donde el primero tenía previsto hacer prospecciones.

Un comunicado del ministerio de Seguridad de Puntlandia indica que el extranjero es de origen paquistaní y con ciudadanía británica, y que fue secuestrado junto con su traductor local después de que un grupo de quince hombres fuertemente armados atacara el vehículo en el que viajaban.

El conductor del automóvil, también somalí, resultó herido de gravedad en el ataque.

Según el comunicado, el paquistaní es un geólogo y se encontraba en Puntlandia bajo contrato de una compañía local.

Somalia no ha tenido un gobierno central efectivo desde que el antiguo dictador militar Siad Barre fue depuesto en 1991 por los jefes de clanes tribales, conocidos como "señores de la guerra", que han dominado desde entonces el país con la ayuda de milicias fuertemente armadas.