Basagoiti advierte de que nadie intente "resucitar" a ETA con "negociaciones" que le hagan "abandonar la UVI"

BILBAO, 20 (EUROPA PRESS)

El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, se felicitó hoy por las últimas detenciones relacionadas con ETA, que dejan a la banda en "una situación de debilidad", y advirtió de que "nadie" intente "resucitar" a la organización terrorista con "negociaciones" que le hagan "abandonar la UVI".

En declaraciones a Europa Press, Basagoiti aseguró que "todo el mundo comparte que la banda está débil, está en dificultades" y que las operaciones policiales le están colocando "en una situación muy complicada" para "seguir su actividad terrorista".

"Ahora lo que hace falta es tener muy claro la línea que hay que seguir y el camino iniciado es el correcto, porque es el que le hace ver a esos asesinos que tienen pocas esperanzas, pocas expectativas", afirmó.

Por ello, mostró su esperanza en "que no aparezca nadie que resucite a la banda". "En este momento ETA está en la UVI -agregó- y lo malo será que aparezca alguien y le dé oxígeno".

Basagoiti consideró que "ahora que empieza a verse la luz al final del túnel, que se demuestra que ETA no va a alcanzar su objetivo y que se está haciendo caer en la desesperanza a su entorno" resulta "importante" que no aparezca "ningún listo" que plantee una posible negociación con la banda.

"Es más importante que nunca que no aparezca ningún listo que plantee la negociación, que no aparezca ningún resucitador ni nadie que le dé la esperanza de la negociación, que no se le saque de la UVI dándole oxígeno", argumentó.

Asimismo, apuntó que el Gobierno de Patxi López, "con el apoyo del PP", será para que ETA "no salga de la UVI, ni nadie, en estos momento de tranquilidad y alegría para los demócratas", plantee volver a un escenario "que resucite a la banda terrorista".

El líder de los populares vascos recordó que, en periodos "críticos" para ETA, "siempre ha venido alguien que ha dicho 'a negociar'". "Tenemos la obligación de aprender de la historia y la historia nos dice que cuando ETA está débil, no se puede meter la pata y cometer lo errores del pasado de echar una mano a la banda. La mano, a ETA, hay que echársela al cuello", concluyó.