Camacho destaca la "descomposición" de la banda, a la que define como "una losa de granito" sobre los ciudadanos

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

El secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, afirmó hoy que la operación policial desarrollada contra ETA, y en la que se detuvo al considerado jefe de los comandos de la banda, Jurdan Martitegi, "deja ver" que la situación de la organización es de "descomposición", como demuestra la detención de tres jefes del aparato militar en los últimos cinco meses. Además, dijo que ETA ha sido, a lo largo de la democracia, una "losa de granito encima de los ciudadanos"

Camacho destacó también, en declaraciones a RNE recogidas por Europa Press, que "en poco menos de un año" cuatro máximos responsables de la cúpula etarra han caído, desde la detención de Francisco Javier López Peña. Gracias a la "magnífica" coordinación con Francia en materia de lucha antiterrorista, añadió, ha hecho posible así que las Fuerzas de Seguridad "maten" comandos "antes de que lleguen a nacer". "Lo habitual era trabajar sobre comandos que ya habían actuado", recordó.

"El Estado es hoy más fuerte y ETA está mucho, mucho más débil", remarcó el secretario de Estado sobre la "debilidad" de la banda aunque advirtió, no obstante, que todavía tiene capacidad para "hacer daño".

Preguntado si la organización preparaba un atentado para recibir al Gobierno de Patxi López, Camacho respondió que es una de las "hipótesis" que maneja la Policía ya que el comando desarticulado "iba a empezar a trabajar en Vitoria, que es la sede de las instituciones vascas". "Ahora lo que tiene que hacer la Policía es investigar, tomar declaración a los presuntos etarras y acreditar o no esa hipótesis", remachó.

En cuanto a la operación iniciada el sábado en Perpiñan, en la que fueron arrestados además de Jurdan Martitegi Lizaso, otros dos presuntos miembros de ETA, Camacho dijo que se trata de un operativo que "prácticamente se articula en el mismo momento en que se produce" y, añadió, se realiza de manera "muy eficaz".

Preguntado si Josu Ternera ha vuelto a la dirección de la banda, dijo que esta opción es "un tanto especulativa" y subrayó los "cambios" que se suceden en la cúpula etarra durante los últimos tiempos, como revela que algunos dirigentes duren "20 días" al frente de la misma.

Tras rechazar hablar de "especulaciones", el 'número dos' de Interior, remarcó que es "imposible" marcar fechas sobre el final de la organización terrorista si bien hizo hincapié en "la voluntad" del Gobierno para que la violencia etarra "termine lo antes posible".

"La banda terrorista ha sido a lo largo de toda la historia de nuestra democracia una losa de granito encima de los ciudadanos. Todos los Gobiernos han tenido la voluntad de acabar con la banda y vamos por el buen camino y la voluntad de las Fuerzas de Seguridad es que termine cuanto antes", concluyó.