Cinco millones de dólares por los dos cooperantes del CICR, según un informe militar

  • Zamboanga (Filipinas), 7 abr (EFE).- El grupo Abu Sayyaf, relacionado con Al Qaeda, ha exigido 5 millones de dólares por los dos trabajadores, un italiano y un suizo, del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) que retiene en el sur de Filipinas desde el 15 de enero, según un informe militar difundido hoy en Manila.

Cinco millones de dólares por los dos cooperantes del CICR, según un informe militar

Cinco millones de dólares por los dos cooperantes del CICR, según un informe militar

Zamboanga (Filipinas), 7 abr (EFE).- El grupo Abu Sayyaf, relacionado con Al Qaeda, ha exigido 5 millones de dólares por los dos trabajadores, un italiano y un suizo, del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) que retiene en el sur de Filipinas desde el 15 de enero, según un informe militar difundido hoy en Manila.

El documento del servicio de inteligencia del Ejército no desvela quién de la banda de secuestradores, que dirige Albader Parad, ha comunicado la demanda.

El equipo encargado de negociar la liberación de los rehenes, a las órdenes del gobernador de la provincia de Joló, Abdusakur Tan, no ha confirmado ni desmentido esta información.

Tan opinó que los secuestradores han flexibilizado sus posiciones desde que dejaron en libertad a la filipina Jean Lacaba, el pasado día 2, y expresó su confianza en que hubiese un desenlace esta Semana Santa, según informaciones de la televisión QTV Balitanghali.

Lacaba, secuestrada junto al suizo Andreas Notter y al italiano Eugenio Vagni en la isla de Joló, a unos 980 kilómetros al sur de Manila, fue liberada sin que se pagase ningún rescate, según la versión oficial, aunque la prensa nacional informa del pago de 5,5 millones de pesos (115.154 dólares o 85.324 euros).

A este respecto, la Cruz Roja de Filipinas insistió hoy, a través de su oficina de Prensa, en que con Lacaba los secuestradores "nunca exigieron un rescate y, si lo hubieran hecho, no se habría pagado".

"El movimiento de la Cruz Roja tiene la política de no pagar extorsiones y hemos dejado claro esta posición desde el principio de la crisis", detalló Alex Rosete, de la Cruz Roja filipina.

Las únicas demandas del grupo de Parad confirmadas por el Gobierno son ayudas para el desarrollo, solicitadas en enero sin detallar cantidades, y el repliegue de los militares que controlan la zona de la jungla de Joló donde se amparan los captores.

El secretario filipino del Interior, Ricardo Puno, exhortó al CICR y a los familiares de los rehenes a "no pagar rescates porque provocará más secuestros en el futuro".

Las autoridades investigan si el singapurense que trabaja para los secuestradores está negociando por teléfono móvil con los familiares de Notter y Vagni.

La Policía filipina acusó el lunes pasado en los juzgados a tres agentes, dos jefes de aldea y dos terroristas de haber ayudado a Parad y sus hombres en este secuestro.

Fundado en 1991 por ex combatientes de la guerra de Afganistán contra la Unión Soviética, Abu Sayyaf está vinculado a la Yemaa Islamiya, el brazo de Al Qaeda en el Sudeste Asiático.

Considerado un grupo terrorista por los gobiernos de Filipinas y Estados Unidos, se le atribuyen los atentados más sangrientos de los últimos años en el archipiélago y múltiples secuestros de locales y extranjeros.