De la Vega dice que la democracia "está más cerca" de acabar con esta "batalla que tanto dolor nos ha traído"

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, afirmó hoy que "estamos más cerca" de conseguir el "fin absoluto" de la violencia etarra y dijo que a ETA le tiene que quedar "muy claro" que la democracia "va a terminar ganado esta terrible batalla que tanto dolor nos ha traído".

Asimismo, De la Vega destacó el trabajo "abnegado y eficaz" de las Fuerzas de Seguridad, después de que ayer fuera detenido el jefe de los comandos de la banda terrorista, Jurdan Martitegi, junto con otros dos presuntos etarras. A su juicio, este "duro golpe" a la organización ha puesto de manifiesto la eficacia en política antiterrorista, basada en la "profesionalidad" de los agentes.

"Quiero aprovechar para felicitar a las Fuerzas de Seguridad por su extraordinaria labor", aseveró la vicepresidenta en una entrevista a TVE recogida por Europa Press, para subrayar que los resultados "muy positivos" que se están logrando en la lucha antiterrorista se han alcanzado gracias a la cooperación internacional, "al trabajo de los jueces y fiscales, al rechazo social y la unidad de los partidos políticos".

Dicho esto, lanzó un mensaje a los miembros de la banda terrorista a los que, dijo, les tiene que quedar "muy claro" que "no hay otro camino que el fin absoluto" de la violencia. "Estamos más cerca, lo que no significa que no tengamos que ser prudentes porque pueden hacer daño", precisó.

De la Vega se refirió al reproche del fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, a la Policía y apuntó que el fiscal ya "corrigió" sus declaraciones,"no demasiado atinadas", por lo que este asunto "ha quedado reducido a un malentendido". En este sentido, aprovechó para enviar un mensaje de "tranquilidad" a los ciudadanos, quienes se encuentran "en las mejores manos" en cuestión de seguridad.

"Cada uno tiene que asumir su responsabilidad y tenemos mecanismos suficientes, porque somos un país maduro, para que cuando alguien hace declaraciones no apoyadas ni socialmente ni por la mayoría de las instituciones se abra un debate", concluyó.