EE.UU. critica a Chávez por sus "alabanzas" a las FARC y a Ortega por su cercanía

  • Washington, 30 abr (EFE).- Estados Unidos criticó hoy al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, por sus "alabanzas" a las FARC, y también se quejó de las "estrechas relaciones" con esa organización del mandatario de Nicaragua, Daniel Ortega.

EE.UU. critica a Chávez por sus "alabanzas" a las FARC y a Ortega por su cercanía

EE.UU. critica a Chávez por sus "alabanzas" a las FARC y a Ortega por su cercanía

Washington, 30 abr (EFE).- Estados Unidos criticó hoy al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, por sus "alabanzas" a las FARC, y también se quejó de las "estrechas relaciones" con esa organización del mandatario de Nicaragua, Daniel Ortega.

El coordinador interino de antiterrorismo de Estados Unidos, Ronald Schlicher, denunció que algunos países "proporcionan espacio a los miembros de las FARC y sus simpatizantes para obtener refugio seguro".

"Seguimos viendo esto como un gran problema a nivel diplomático", afirmó Schlicher, en una rueda de prensa en la que presentó el informe anual del Departamento de Estado sobre terrorismo en el mundo.

El funcionario citó específicamente a Venezuela como uno de los países que dan "espacio" a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

"El líder venezolano ha alabado a las FARC en muchas ocasiones. Creemos que es algo extremadamente problemático ir por ahí alabando a una organización terrorista extranjera", añadió.

Se trata del primer estudio de este tipo realizado bajo la batuta del Gobierno de Barack Obama, que repitió numerosas acusaciones que la Administración de George W. Bush hizo en el informe del año pasado.

Aunque el documento no incluye a Venezuela en la lista de países patrocinadores del terrorismo, el Departamento de Estado analiza actualmente si debe mantener su designación como un país que no coopera completamente en la lucha contra el terrorismo.

En mayo del año pasado, el Gobierno de Bush dio ese calificativo a Venezuela, que acarrea la prohibición de exportar a ese país tecnología civil que podría usarse con fines militares o terroristas, dijo a Efe Rhonda Shore, la coordinadora del informe del Departamento de Estado.

Sanciones más rígidas se han impuesto a Cuba, Irán, Siria y Sudán, que Estados Unidos mantuvo hoy en su lista de países patrocinadores del terrorismo.

Entre las medidas contra esos países está la prohibición de que Estados Unidos les venda armas y les dé asistencia económica.

Respecto a Nicaragua, el informe apunta las "relaciones estrechas" con las FARC de Ortega, que acogió y dio asilo político a los supervivientes de un ataque militar realizado por las fuerzas colombianas contra un campamento de esa organización en territorio ecuatoriano el 1 de marzo del 2008.

El estudio también alega que el sistema judicial nicaragüense está "altamente politizado, es corrupto y susceptible de manipulación".

En cambio, Estados Unidos reconoció que Ecuador ha intensificado sus acciones contra las FARC en la frontera con Colombia, aunque las tensas relaciones con el país vecino dificultan el trabajo, a su juicio.

El Departamento de Estado señaló que para escapar de las fuerzas armadas de Colombia grupos insurgentes de ese país "usan el territorio ecuatoriano de forma regular para descansar, recuperarse, abastecerse y entrenarse, además de procesar coca y llevar a cabo operaciones limitadas de cultivo y producción" de esa droga.

El informe afirma que los tribunales ecuatorianos "son débiles, susceptibles a la corrupción y tienen un gran atraso en los casos pendientes".

Miembros de las FARC, el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y los paramilitares también entran en Venezuela para descansar y realizar extorsiones y secuestros de venezolanos con los que financiar sus operaciones, señala el documento.

"Cantidades limitadas de armas y munición, algunas de arsenales e instalaciones oficiales venezolanas, han aparecido en las manos de las organizaciones terroristas colombianas", sostiene el Departamento de Estado.

Aun así, las FARC han perdido fuerza, a juicio de Estados Unidos, que cita el número récord de deserciones y los reveses militares sufridos el año pasado.