El colectivo de presos de ETA pide que se dejen de ofrecer beneficios penitenciarios

  • Bilbao, 26 abr (EFE).- El colectivo de presos de ETA ha asegurado que sus integrantes mantienen los "compromisos" que les llevaron "a prisión" y ha pedido a los Gobiernos español y francés que "se dejen de seguir tocando las puertas de las prisiones y ofrecer beneficios penitenciarios que persiguen el arrepentimiento".

El colectivo de presos de ETA pide que se dejen de ofrecer beneficios penitenciarios

El colectivo de presos de ETA pide que se dejen de ofrecer beneficios penitenciarios

Bilbao, 26 abr (EFE).- El colectivo de presos de ETA ha asegurado que sus integrantes mantienen los "compromisos" que les llevaron "a prisión" y ha pedido a los Gobiernos español y francés que "se dejen de seguir tocando las puertas de las prisiones y ofrecer beneficios penitenciarios que persiguen el arrepentimiento".

En un comunicado que hoy publican los diarios Gara y Berria, el denominado EPPK (Euskal Preso Politikoen Kolektiboa) señala que "si quieren algo de los presos, que acudan a los portavoces e interlocutores del colectivo".

"No permitiremos que nos usen en perjuicio de la lucha de liberación nacional", indica el colectivo, integrado actualmente por más de 700 presos, según Gara.

Considera que la política dispersión de presos ha fracasado y llama a la sociedad a movilizarse.

En alusión a los veinte años transcurridos desde la puesta en marcha de la política de dispersión, advierten de que "por muchos años que hayan pasado, mantenemos los compromisos que nos llevaron a prisión".

Según indican los presos del EPKK, "nuestra lucha es la lucha de Euskal Herria. Conseguiremos el marco democrático para nuestro país y nosotros seremos parte activa en ese proceso".

El colectivo también pide a los Gobiernos español y francés que "cierren el Guantánamo franco-español", en alusión a su política penitenciaria de dispersión, y les insta a sacarla "de parámetros de enfrentamiento y tomar la vía del sentido común".

Según indica, la dispersión ha provocado "consecuencias criminales y tiene unos responsables con nombre y apellidos", entre los que sitúa, además de a "la derecha fascista y la seudo-izquierda", a los dirigentes del PNV.