El Comité de Sanciones de la ONU defiende sus procedimientos ante las críticas de la UE

  • Naciones Unidas, 12 feb (EFE).- El coordinador del Comité de Sanciones de la ONU contra Al Qaeda y los talibanes, Richard Barrett, defendió hoy los procedimientos que sigue el órgano del Consejo de Seguridad ante las críticas que ha recibido en la Unión Europea (UE).

El Comité de Sanciones de la ONU defiende sus procedimientos ante las críticas de la UE

El Comité de Sanciones de la ONU defiende sus procedimientos ante las críticas de la UE

Naciones Unidas, 12 feb (EFE).- El coordinador del Comité de Sanciones de la ONU contra Al Qaeda y los talibanes, Richard Barrett, defendió hoy los procedimientos que sigue el órgano del Consejo de Seguridad ante las críticas que ha recibido en la Unión Europea (UE).

Barrett aseguró que el Consejo de Seguridad de la ONU estudia con meticulosidad cada uno de los casos que se les presentan para ser agregados a la lista de sancionados por tener vínculos con la organización terrorista o con el grupo islámico afgano.

"Lo analizan con mucho cuidado, y hay que tener en cuenta que las decisiones se adoptan por consenso, y por lo tanto cada uno de los quince países (del Consejo) tienen voz en este proceso", apuntó.

Por ello, una vez el comité agrega el nombre de un individuo o una entidad a la lista de sanciones, es "una decisión que cuenta con el respaldo de quince gobiernos".

Barrett rechazó que la imposición de las sanciones sea arbitraria, y señaló que las resoluciones que regulan la labor del Comité precisan los parámetros y criterios que se deben seguir antes de agregar un nombre a la lista de terroristas.

"Si alguien quisiera colar un nombre por razones puramente políticas, los quince miembros (del Consejo) lo detectarían inmediatamente", consideró.

Cada país miembro de la ONU tiene el derecho de presentar casos al Comité de Sanciones, que posteriormente debe determinar si las pruebas que acompañan a la solicitud, y la información que al respecto puedan ofrecer otros gobiernos, demuestran la existencia de vínculos con Al Qaeda o los talibanes, explicó.

"El Consejo de Seguridad se ha preocupado de que se ofrezcan garantías procesales hasta donde sea posible", afirmó.

Al mismo tiempo, reconoció que los procedimientos que se siguen son jurídicamente menos rigurosos que los que exigiría un procedimiento judicial ordinario, entre otras cosas porque los acusados no tienen el derecho de refutar las pruebas en su contra.

Una de las razones, es que el trabajo del comité "no es identificar a personas que ya hayan cometido actos de terrorismo, sino a los que los quieran cometer", apuntó.

Barrett aseguró que el Comité ha borrado en numerosas ocasiones nombres de sus listas debido, principalmente, a confusiones en la identidad de los sancionados o a que ya no se cumplen los criterios por los que en un principio se les incluyó.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE) anuló el pasado septiembre las medidas tomadas por el consejo contra una persona y una fundación que habían sido incluidas en la lista de terroristas de Naciones Unidas.

La sentencia afirmó que la UE vulneró el derecho a la defensa de los dos sancionados, el saudí Yassin Abullah Kadi y la Fundación Internacional Al Barakaat, con sede en Suecia, al fiarse simplemente de que la ONU los consideraba vinculados al terrorismo.