El Consejo de Seguridad de la ONU condena los atentados cometidos en Irak

  • Naciones Unidas, 25 abr (EFE).- Los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU condenaron hoy "en los términos más enérgicos" los atentados terroristas perpetrados en Bagdad y Diyala, que causaron "numerosos muertos y heridos".

Naciones Unidas, 25 abr (EFE).- Los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU condenaron hoy "en los términos más enérgicos" los atentados terroristas perpetrados en Bagdad y Diyala, que causaron "numerosos muertos y heridos".

En una declaración escrita, los quince miembros del máximo órgano de Naciones Unidas expresaron sus condolencias a las familias de las víctimas y reafirmaron su apoyo al pueblo y al Gobierno del Irak, así como su compromiso con su seguridad.

Además, destacaron la necesidad de que quienes perpetraron, organizaron, financiaron y promovieron estos "censurables actos de terrorismo", que han causado la muerte de más de 140 personas en dos días, sean llevados ante la Justicia.

Instaron a "todos los Estados a que, de conformidad con sus obligaciones en virtud del derecho internacional y las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad, cooperen activamente con las autoridades iraquíes en ese sentido".

Para los miembros del Consejo de Seguridad también es necesario "combatir por todos los medios, de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas, las amenazas a la paz y la seguridad internacional causadas por actos terroristas".

En su declaración recordaron a los Estados que deben asegurarse de que las medidas adoptadas para luchar contra el terrorismo cumplan todas sus obligaciones en virtud del derecho internacional, "en particular las normas internacionales de derechos humanos, refugiados y derecho humanitario".

Igualmente, reiteraron su determinación de combatir todas las formas de terrorismo, de acuerdo a las responsabilidades conferidas por la Carta de las Naciones Unidas.

"Ningún acto terrorista puede revertir el camino hacia la paz, la democracia y la reconstrucción de Irak, que es apoyado por el pueblo y el Gobierno de ese país, así como por la comunidad internacional", añadieron.

Esta declaración llega un día después de que el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, condenara a través de un comunicado los "atroces" atentados suicidas con bombas cometidos en Irak.

"Ninguna causa o agravio puede justificar actos tan reprochables", afirmó Ban, quien quiso unirse a los iraquíes "en el rechazo a estos intentos de incitar a más violencia en el país".

El viernes, cerca de 60 personas murieron y más de 130 resultaron heridas en un doble atentado suicida contra peregrinos chiíes, muchos de ellos iraníes, que habían llegado a un santuario del norte de esta capital.

Un día antes, 84 personas fallecieron y 126 resultaron heridas por dos atentados, uno de ellos contra peregrinos chiíes iraníes en la provincia de Diyala y el otro en el centro de Bagdad.