El Gobierno está "satisfecho" por el acuerdo PSE-PP, que se alcanzó con "absoluta autonomía" de los partidos en Euskadi

MADRID, 27 (EUROPA PRESS) La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, expresó hoy la "satisfacción" del Ejecutivo por el acuerdo alcanzado entre el PSE y el PP vasco, según el cual los 'populares' tendrán la Presidencia del Parlamento vasco y apoyarán al socialista Patxi López para que sea investido lehendakari, y destacó que este pacto se ha alcanzado "con plena y total autonomía de los partidos" en Euskadi. En la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, la vicepresidenta primera se mostró satisfecha con este "principio de acuerdo" y destacó que se ha alcanzado "en un marco de diálogo para hacer el cambio tranquilo que han reclamado los ciudadanos en las urnas". Además, expresó su convencimiento de que López "va a ser un gran lehendakari que va a ser capaz de sumar a todos los vascos en un mismo proyecto de convivencia". Preguntada por si este acuerdo podría traducirse en otros pactos a nivel nacional, De la Vega reconoció que "evidentemente", y aunque las decisiones tomadas "legítimamente" en el País Vasco se han hecho "con absoluta autonomía", hay cuestiones de la política vasca, "como la política antiterrorista", que tienen "repercusión en la política nacional". No obstante, destacó que actualmente en España la política contra la organización terrorista ETA es compartida y está "consensuada afortunadamente con todas las fuerzas políticas, incluido también el PP". En concreto, en relación a la política de acercamiento de presos, la vicepresidenta insistió en que el Gobierno tiene "una política que está basada fundamentalmente en el fin de ETA", para lo que cuenta con "la inestimable ayuda de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y con el apoyo el consenso de todas las fuerzas políticas, también el PP". "El destino que tienen los terroristas es el destino de acabar en la cárcel y el camino que van a seguir los terroristas, también los que hiceron ayer un atentado, es el mismo, el acabar en la cárcel", remachó la portavoz del Gobierno.