El industrial Aperribay testifica ante Garzón que no pagó el impuesto revolucionario a ETA

  • Madrid, 1 abr (EFE).- El industrial guipuzcoano y ex vicepresidente de la Real Sociedad Joaquín Aperribay y otras cuatro personas han comparecido hoy ante el juez Baltasar Garzón en el marco de la investigación sobre el aparato de extorsión de ETA, aunque han negado haber pagado el impuesto revolucionario.

Madrid, 1 abr (EFE).- El industrial guipuzcoano y ex vicepresidente de la Real Sociedad Joaquín Aperribay y otras cuatro personas han comparecido hoy ante el juez Baltasar Garzón en el marco de la investigación sobre el aparato de extorsión de ETA, aunque han negado haber pagado el impuesto revolucionario.

El juez tenía previsto interrogar hoy a 6 de los 17 testigos propuestos por Dignidad y Justicia, pero uno de ellos ha tenido problemas para viajar a Madrid y comparecerá otro día, han informado fuentes jurídicas.

El que sí ha prestado su testimonio al juez ha sido Aperribay, que en 1989 sufrió un atentado por parte de ETA en el que murió su chófer, aunque ha manifestado que nunca ha pagado el impuesto revolucionario y por ello ha permanecido poco tiempo ante Garzón.

Todos los testigos que comparecen desde ayer, cuando declararon cuatro empresarios, han preferido mantenerse en el anonimato y no hacer declaraciones a los periodistas.

Mañana han sido citados otros cuatro y el viernes lo harán los tres últimos testigos con los que el juez completa la investigación de esta causa a petición de Dignidad y Justicia, que ha conseguido también que el juez incorpore los testimonios que los cocineros Juan Mari Arzak, Karlos Arguiñano y Martín Berasategi prestaron en 2004 ante otro magistrado de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu.

El pasado mes de octubre, Garzón procesó en esta causa a 24 personas, entre ellas a seis directivos de la empresa Azkoyen.

Entre los 24 procesados, a los que imputó los delitos de integración o colaboración en organización terrorista y amenazas, figuran dirigentes etarras como Soledad Iparragirre, "Anboto"; el dueño del bar Faisán de Irún (Guipúzcoa) en el que supuestamente se cobraba el impuesto revolucionario, Joseba Imanol Elosúa, y seis directivos de Azkoyen.

La lista de procesados podría ampliarse cuando el juez interrogue próximamente como imputados al antiguo miembro de la Mesa Nacional de Herri Batasuna José María Olarra, condenado en el "macrojuicio" que la Audiencia Nacional celebró contra varias organizaciones del entorno de ETA, y al ex alcalde de Tolosa (Guipúzcoa) por Euskal Herritarrok Antxon Izagirre Gorostegi.