El italiano de la Cruz Roja secuestrado por Abu Sayyaf sigue en la isla de Joló

  • Zamboanga (Filipinas), 6 may (EFE).- El trabajador italiano del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) secuestrado por Abu Sayya el 15 de enero pasado sigue en la jungla de la isla de Joló, en el sur de Filipinas, informaron hoy fuentes militares después de que el Ejército recuperase su rastro.

El italiano de la Cruz Roja secuestrado por Abu Sayyaf sigue en la isla de Joló

El italiano de la Cruz Roja secuestrado por Abu Sayyaf sigue en la isla de Joló

Zamboanga (Filipinas), 6 may (EFE).- El trabajador italiano del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) secuestrado por Abu Sayya el 15 de enero pasado sigue en la jungla de la isla de Joló, en el sur de Filipinas, informaron hoy fuentes militares después de que el Ejército recuperase su rastro.

El jefe de las Fuerzas Armadas filipinas, el teniente general Víctor Ibrado, señaló que han recibido "información específica del lugar donde se encuentra el enemigo", pero que no podía entrar en detalles debido a que la operación de rescate está en marcha.

"Según lo que sabemos, ellos (los secuestradores y el rehén) continúan en Joló", afirmó Ibrado por la cadena de televisión filipina.

El gobernador de la provincia de Joló, Abdu Sakur Tan, responsable del equipo negociador, ha autorizado la intervención militar para liberar al italiano Eugenio Vagni.

La filipina Jean Lacaba, el suizo Andreas Notter y Vagni, el mayor de los tres y que sufre una hernia, fueron secuestrados el 15 de enero pasado en Joló por el comando de Abu Sayyaf que mandan Albader Parad y Umbra Jumdai, alias "Doctor Abu Pula".

Lacaba recobró la libertad el 2 de abril y 16 días más tarde Notter, a quien los secuestradores, que se habían dividido en grupos pequeños y repartido los rehenes, perdieron de vista cuando intentaban eludir el cerco militar.

La Cruz Roja de Filipinas y las autoridades del país han asegurado que no han pagado rescate por Lacaba y Notter, y los secuestradores nunca han pedido públicamente dinero por liberarlos.

Un puñado de ex combatientes de la guerra de Afganistán contra la Unión Soviética fundó Abu Sayyaf en 1991.

Desde entonces, la organización ha perpetrado los atentados más sangrientos del país y ha realizado múltiples secuestros, además de colaborar con el grupo Yemaa Islamiya, el brazo de Al Qaeda en el Sudeste Asiático.