El Parlamento debatirá un acuerdo con los talibanes de Swat, según Guilani

  • Islamabad, 11 abr (EFE).- El Parlamento de Pakistán debatirá el lunes a petición del Gobierno el acuerdo de paz que las autoridades negocian con los integristas en el valle de Swat (norte) y que supone la aplicación de la ley islámica, dijo hoy el primer ministro, Yusuf Razá Guilani.

Detenidos 335 sospechosos en Islamabad en una operación para evitar atentados

Detenidos 335 sospechosos en Islamabad en una operación para evitar atentados

Islamabad, 11 abr (EFE).- El Parlamento de Pakistán debatirá el lunes a petición del Gobierno el acuerdo de paz que las autoridades negocian con los integristas en el valle de Swat (norte) y que supone la aplicación de la ley islámica, dijo hoy el primer ministro, Yusuf Razá Guilani.

Guilani aseguró que el objetivo es desarrollar una estrategia nacional de consenso, en un momento en el que el acuerdo pasa por dificultades y los talibanes de Swat han extendido su influencia por varios distritos contiguos a este valle en los últimos días, según los medios paquistaníes.

Las declaraciones del primer ministro vinieron precedidas de las del portavoz presidencial, Farhatullah Babar, quien hoy sostuvo que el jefe de Estado paquistaní, Asif Alí Zardari, firmará pronto el acuerdo para que éste pueda entrar en vigor, informó la cadena privada "Dawn".

El Gobierno de la Provincia de la Frontera del Noroeste (NWFP) firmó un pacto en febrero con el grupo Tehreek-e-Nafaz-e-Shariat Muhammadi (TNSM, Movimiento para el Refuerzo de la Ley Islámica) para aplicar la ley islámica en la división de Malakand, que incluye a Swat, una vez el valle se hubiese pacificado.

Aunque en el valle prevalece una tregua indefinida entre los insurgentes y el Ejército, desde febrero han continuado registrándose episodios de violencia y el presidente Zardari ha evitado ratificar por el momento el acuerdo.

Esto ha conducido al líder del TNSM y mediador entre las autoridades y los talibanes, el clérigo Sufi Mohamed, a criticar duramente al Gobierno federal y responsabilizarle de la posible vuelta del conflicto a la zona.

Mientras, los talibanes han consolidado posiciones en el distrito de la NWFP de Buner, al sur de Swat, donde entraron por la fuerza el pasado lunes, y en otras demarcaciones al oeste del valle.

Analistas y fuentes de seguridad consultados por Efe consideran estos movimientos recientes de los insurgentes como "estratégicos" tanto en su objetivo de avanzar hacia Islamabad como para controlar las vías de comunicación y crear un corredor geográfico bajo su dominio entre Afganistán y Cachemira.