El PSE usará "todas las armas del Estado de Derecho para acabar definitivamente con ETA"

BILBAO/SAN SEBASTIÁN, 12 (OTR/PRESS)

Tras la amenaza pública proferida por ETA en la que señalaba al nuevo gobierno de Patxi López como "objetivo prioritario" de la banda terrorista, las formaciones políticas vascas no han tardado en emitir sus respuestas condenando el comunicado. El PSE expresó su "voluntad inequívoca de usar todas las armas del Estado de Derecho para acabar definitivamente con ETA". El PP, por su parte, manifestó que hoy se alegra "más que nunca" de apoyar a López "para que haya más posibilidades de acabar con los asesinos", mientras que ELA condenó también las amenazas y chantajes de ETA y les negó cualquier "función tutelar" en relación a los espacios políticos y sociales vascos.

Pocas horas después de hacerse público el comunicado de ETA en el que amenazaba al nuevo gobierno vasco, el portavoz parlamentario del PSE y secretario general de los socialistas vizcaínos, José Antonio Pastor, contestó a la banda alegando su "voluntad inequívoca de usar todas las armas del Estado de Derecho para acabar definitivamente con ETA", por lo que esto no hace sino "intensificar el trabajo del nuevo Ejecutivo vasco y del Gobierno de España para, juntos, acabar con ETA lo antes posible".

En su opinión, la amenaza directa de ETA "es un ejercicio más de falta de democracia, de seguir explotando del terror como arma política, de no reconocer que los ciudadanos vascos les han dado, definitivamente, la espalda". "Incluso el hecho de que amenace directamente al nuevo Gobierno vasco, no hace sino reafirmar a los socialistas en que es absolutamente necesario e imprescindible unir las fuerzas de todos los demócratas para luchar contra ETA", concluyó.

Otra voz del PSE que se quiso sumar a la condena de las amenazas fue el presidente de la formación, Jesús Eguiguren, quien manifestó que ni una organización terrorista "derriba al Gobierno", ni la oposición debe "deslegitimar al Ejecutivo, ni los sindicatos "mandan y dirigen" la política en un país. De esta forma contundente, Eguiguren deja clara su postura frente a tres hechos importantes que rodean en estos días a la política vasca, y en concreto, a su partido: por un lado la reciente amenaza de ETA, por otro, la huelga general convocada por los sindicatos nacionalistas y, por último, el hecho de que el PNV "deslegitime" al Ejecutivo de López, incluso "antes de nacer".

Por su parte, el presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, reafirmó, tras la amenaza, su alegría por haber apoyado y apoyar a Patxi López, para que sea lehendakari y para "que haya más posibilidades de acabar con los asesinos, que son capaces de hacer comunicados fanáticos". En su opinión, lo único que pretende la banda terrorista es "hacerse notar y amedrentar" al gobierno de López. El popular se mostró firme al asegurar que "el cambio no lo va a parar nadie, ni aquellos que pretenden deslegitimar la nueva mayoría y al nuevo gobierno, ni mucho menos ETA". Por eso, insistió en que "se hace más importante que nunca llevar a cabo ese cambio, para derrotar a la banda terrorista en todos sus frentes" y destacó que el objetivo "prioritario" del nuevo Gobierno vasco va a ser "la derrota del terrorismo y la desaparición de ETA".

ELA fue uno de los primeros en manifestar su contrariedad tras la publicación del contenido del manifiesto etarra. El secretario general de ELA, Adolfo Muñoz, "Txiki", quiso condenar las amenazas, chantajes y acciones de ETA, además de negarle cualquier "función tutelar", en relación a los espacios políticos y sociales vascos. Además, manifestó que la defensa del derecho de autodeterminación se tiene que hacer con medios "exclusivamente civiles y democráticos". "Es la única posibilidad de ganar ese debate con el Estado: que seamos capaces de ponernos de acuerdo en entablar estrategias que sean civiles y democráticas", explicó.

Asimismo, Muñoz aprovechó la ocasión para recordar que en su documento del Aberri Eguna decían "con claridad" que hay que cambiar el MLNV y que ETA "tiene que cambiar el modelo de resolución". "No creemos en un modelo de simultaneidad en el que, a la vez, se vayan a dar dos situaciones: el cese de la lucha armada acordada con el Estado a cambio de que el Estado reconozca los derechos democráticos de este pueblo", señaló, para añadir que no confía en que esa situación se vaya a dar.

"POR LA PATRIA SE PUEDE MORIR, PERO NO MATAR"

Durante su intervención en la Plaza Nueva de Bilbao con motivo del Aberri Eguna, el lehendakari en funciones, Juan José Ibarretxe, hizo alusión al comunicado de la banda terrorista, y aseguró que "por la patria se puede morir, pero no se puede matar". En este sentido, sólo pudo lamentar que "no hay nada que haya hecho más daño al pueblo vasco, en Euskadi y en el mundo" que la violencia de ETA. Según Ibarretxe, ETA "no pinta nada". "¿A qué vienen todas esas barbaridades que, una y otra vez, están trasladándonos?, ETA sobra, sobra de la sociedad vasca y sobra en nuestras vidas. Necesitamos vivir en paz", señaló.

La formación Aralar, de la que ETA hace mención en el comunicado, apoyó también la determinación de que la banda terrorista "abandone" de una vez por todas "las armas" y les instó a que "dejen a los políticos hacer política". Por su parte, el vicecoordinador de Aralar, Jon Abril, aseguró que ETA "ni amedrenta, ni asusta" a su formación, y que "no acepta ningún tipo de descalificación, ni de amenaza". Abril aprovechó, además, la ocasión para trasladar su "más solidario abrazo" a la parlamentaria de Aralar, Aintzane Ezenarro, "que es mencionada en el comunicado".

Quien también quiso comentar el comunicado de la banda fue el coordinador general de Ezker Batua, Mikel Arana, quien exigió hoy a ETA su inmediata disolución y el cese inmediato de cualquier expresión de violencia, a la vez que señaló que la oposición al nuevo gobierno vasco, corresponde "única y exclusivamente" a las formaciones políticas, y deber ser expresada por cauces "exclusivamente políticos y democráticos". En su opinión, las amenazas vertidas por ETA son un "acto de intolerancia, fanatismo y sinrazón, propio de mentes totalitarias y fascistas, incompatibles con el respeto a las reglas básicas de la convivencia y la democracia".

Por último, el presidente de EA en Navarra, Maiorga Ramírez, afirmó que el comunicado de ETA "en nada ayuda a cualquier tipo de reivindicación política", ya que "toda reivindicación nacional" debe "articularse a través de las vías civiles y políticas", mientras que el vicepresidente de la formación, Koldo Amezketa, apuntó que ETA "no hace más que estorbar" en el trabajo de las fuerzas políticas". "No haces más que causar dolor, odio y situaciones de las que va a ser difícil recuperarse. No te necesitamos", le advirtió, para exigir a la organización terrorista que termine con la violencia y con el sufrimiento que genera ésta.