ELA no acudirá a la mesa de diálogo social del nuevo Gobierno vasco y sólo hablará con López en reuniones bilaterales

BILBAO, 20 (EUROPA PRESS)

El secretario general de ELA, Adolfo Muñoz, advirtió hoy de que su sindicato no acudirá a las mesa de diálogo social que tiene previsto convocar el nuevo Gobierno vasco y explicó que sólo hablará con el Ejecutivo de Patxi López en reuniones bilaterales.

En comparecencia ante los medios informativo, esta mañana en Bilbao, Muñoz aseguró que esos foros "sólo" favorecen a la patronal y "a sus intereses". No obstante, señaló que sí se reunirán con el nuevo Gobierno vasco, porque tienen "muchas cosas que pedir".

En esta línea, recalcó que "bilateralmente" ELA no tendrá "ningún" problema con el nuevo Ejecutivo y advirtió que mientras las mesas de diálogo social sean "iguales" que las convocadas por el anterior Gobierno, "mantendrán" su postura de no acudir.

Muñoz explicó que su sindicato no irá a dichas mesas porque se otorga derecho de veto a la patronal y porque "el Gobierno de turno no hace lo que tiene que hacer".

Además, señaló que en esos foros de encuentro se producen varias circunstancias con las que ELA está en contra. "La primera es que las mesas se montan para apoyar las políticas de la patronal", precisó.

Por otra parte, ELA cree que en las decisiones que adopte al mesa de diálogo social participarán el Gobierno central y la patronal española, además de CCOO y UGT. "De manera que el Gobierno vasco es cada vez más una sucursal del Ejecutivo de Madrid", criticó.

Por otra parte, denunció que uno de los objetivos de las estas mesas es que llegue financiación a las organizaciones participantes. "Como ocurrió en la última mesa celebrada en Navarra en la que sólo se discutió como repartir el dinero destinado a la misma", agregó.

A juicio de las decisiones que se van a adoptar "ya están tomadas antes de la celebración de las reuniones". En este sentido, el secretario general de ELA indicó que no dieron "la foto" al antiguo Gobierno y precisó que, aunque en el futuro "ya se verá", de momento mantendrán la misma postura de no acudir.

"No tenemos ningún problema con el nuevo Gobierno vasco y por ello acudiremos a hablar con Patxi López en reuniones bilaterales porque tenemos muchas cosas que pedirle", insistió.