ETA iba atentar de forma "inminente", al parecer, en la investidura de Patxi López

  • Madrid, 23 abr (EFE).- El "comando Aihur" de ETA, desarticulado el pasado sábado por la Policía, tenía la intención de perpetrar un atentado "inminente" el próximo mes de mayo, coincidiendo presumiblemente con la investidura de Patxi López, con una furgoneta cargada de explosivos entregada por el jefe militar de ETA, Jurdan Martitegi, detenido también el sábado en Francia.

Madrid, 23 abr (EFE).- El "comando Aihur" de ETA, desarticulado el pasado sábado por la Policía, tenía la intención de perpetrar un atentado "inminente" el próximo mes de mayo, coincidiendo presumiblemente con la investidura de Patxi López, con una furgoneta cargada de explosivos entregada por el jefe militar de ETA, Jurdan Martitegi, detenido también el sábado en Francia.

Ese atentado, según expone el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón en el auto en el que acordó esta madrugada el ingreso en prisión de cuatro de los presuntos integrantes de este comando, iba a cometerse "para cumplir los designios a los que hacía referencia" el último comunicado de ETA, en el que amenazaba al nuevo Parlamento y Gobierno vasco que presidirá el socialista Patxi López.

En su resolución, Garzón no especifica en qué consistiría este atentado, pero sostiene que de la documentación intervenida en Francia a Martitegi "se desprende la inminencia de la ejecución de un posible atentado" en "territorio español", mediante la entrega a ese comando "de una furgoneta con material explosivo".

El comando, añade el juez, "estaba dispuesto para dicho cometido a la espera de recibir las instrucciones" de Alexander Uriarte, presunto jefe de este comando arrestado en Montauriol (Francia) cuando mantenía una cita con Martitegi, pero "la actuación de las Fuerzas de Seguridad habría evitado la ejecución del mismo".

Entre la documentación intervenida a Martitegi, según indica el auto, destaca un calendario "confeccionado artesanalmente, que abarca el periodo del 13 de abril al 31 de mayo de 2009 en el que se incluyen "diferentes anotaciones manuscritas" como el nombre del comando, que encabezaba Alexander Uriarte.

El calendario de Martitegi hace referencia también a "nuevas citas en mayo" y a "una posible entrega de una furgoneta con material explosivo".

Varios de los detenidos, entre ellos Alexander Uriarte, residían en un piso de la calle Simón Bolívar de Vitoria, donde fue incautada "diferente documentación pendiente de análisis", así como una reserva de un refugio de montaña en Chamonix (Francia) para tres personas en el mes de abril y un plano de la provincia de Girona y sur de Francia con un círculo sobre las localidades L'Escala, Sant Pere Pescador y Empuriabrava.

En el auto, Garzón relata una serie de encuentros entre los detenidos y citas de éstos en Francia, a las que acudía normalmente el líder del "comando".

Garzón ha enviado esta madrugada a prisión a tres presuntos integrantes del comando detenidos en el País Vasco tras la caída de Martitegi -Gorka Iriarte Sáez, Igor García Otxoa y Asier Ortíz de Guinea- y a un supuesto colaborador, Sergio Bravo Sáez de Urabain, y ha prorrogado la detención de un quinto, Jonathan Guerra Tejero, a la espera de analizar la documentación que le ha sido incautado.