ETA.-La policía francesa describe a ETA como una de las organizaciones paramilitares más estructuradas del mundo

Segunda jornada del juicio en Francia contra la red de información de la banda PARIS, 24 (EUROPA PRESS) El agente de la Subdivisión Antiterrorista (SDAT) de la Policía Judicial francesa, Laurent Hury, describió hoy a ETA como una de las organizaciones paramilitares más estructuradas del mundo, durante su declaración en la segunda jornada del juicio abierto en París contra cuatro presuntos miembros de la red de información de la banda, entre ellos su máxima responsable, Ainhoa García Montero. El agente explicó el funcionamiento y la estructura de la banda terrorista y expuso que el aparato militar de la organización contaba en noviembre de 2002 con un total de 271 activistas, incluidos los clandestinos en Francia y los que integraban los comandos legales en España. El presupuesto mensual de este aparato era en esas mismas fechas de 50.000 euros mensuales y dos años después de unos 25.500 euros. Hury puso también de relieve que los años 2002-2003 fueron "difíciles" para la banda por la caída de muchos de sus dirigentes, un hecho que tuvo importantes consecuencias y provocó una disminución de la actividad terrorista. El policía relató a continuación los datos obtenidos a raíz de las diferentes detenciones y registros practicados en los escondites de la banda en Francia que vinculaban a García Montero con el aparato de información, conocido como 'pianistak'. Asimismo, consideró que el objetivo último de la red de información es permitir al Comité Ejecutivo de ETA aplicar la lucha militar. Es decir, que si bien hay acciones espontáneas, los atentados se cometen sobre la base de la documentación elaborada por los 'pianistas'. El Tribunal escuchó también el testimonio de Gaizka Aranguren, hermano de Asier Aranguren Urroz, uno de los cuatro presuntos miembros de la banda que se sientan en el banquillo de los acusados, y de un experto psiquiatra al que le fue requerido su diagnóstico sobre la personalidad de otro de los encausados, el francés Thierry Idiart, que comparece en libertad bajo control judicial. Como en la apertura de la vista y tal y como habían anunciado, todos los acusados, salvo Idiart, se expresaron en euskera cuando la presidenta del Tribunal, Anny Douvillaire, se dirigía a ellos. Douvillaire detalló el comportamiento en la cárcel de los detenidos. Entre otros datos, mencionó que Asier Aranguren cursa segundo de Periodismo en la Universidad del País Vasco. El Tribunal especial de lo Criminal de París abrió ayer el juicio contra Ainhoa García Montero, alias 'Laia', y otros tres presuntos miembros de ETA --Asier Aranguren Urroz, Aitor García Justo y el francés Thierry Idiart-- considerados como el "núcleo duro" de la red clandestina de información de la banda en Francia. Todos ellos fueron detenidos en la localidad francesa de Saintes, al norte de Burdeos, el 9 de mayo de 2003, cuando el grupo se disponía a abandonar en dos coches el apartamento que había ocupado llevando consigo ropa, vajilla, cortinas y enseres domésticos, entre los que la policía halló un importante material informático, cuatro ordenadores portátiles, dos impresoras y numerosos disquetes. La Policía gala se encontró así con la Base Central de Datos (DGZ) de ETA en la que se hallaba información codificada y encriptada tanto sobre objetivos de la banda para extorsionar mediante el llamado impuesto revolucionario como sobre militares, políticos o empresarios, objetivos potenciales de la organización terrorista. La implicación de García Montero en la estructura conocida como 'pianistak' se comprobó al ver que estaba en sus manos la clave para descifrar toda esa información, que posteriormente logró enviar desde la cárcel a sus sucesores, y que estuvo al frente de esta red desde la caída de la anterior dirección de la banda, en 2002, hasta su arresto en 2003. García Montero, 'Laia' era la pareja de Gorka Palacios Alday, jefe de los comandos de ETA y 'adjunto' de Ibon Fernández Iradi, 'Susper' tras la caída de Olarra Guridi y Ainhoa Múgica Goñi en septiembre de 2002. Mientras, Aranguren Urroz, García Justo e Idiart formaban parte de los 'talde de reserva' de la banda.