Garzón envía a prisión a cuatro de los etarras detenidos el pasado sábado en el País Vasco

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

El juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, dictó esta madrugada prisión provisional incondicional para cuatro de los cinco presuntos miembros de ETA detenidos el pasado sábado en distintos puntos del País Vasco Gorka Iriarte Sáez, Asier Ortiz de Guinea, Igor García Ochoa y Sergio Bravo Sáez, a los que imputa delitos de integración y colaboración en organización terrorista. En cuando al quinto, Jonathan Guerra, el magistrado ha ordenado una prórroga de su detención hasta el próximo viernes, informaron fuentes jurídicas.

El magistrado comenzó a tomar declaración a los arrestados pasadas las siete de la tarde. Las detenciones --producidas en Vitoria, Rentería (Guipúzcoa) y Bilbao-- tuvieron lugar a raíz del arresto en Francia del último supuesto jefe militar de la banda, Jurdan Martitegi, en el marco de una operación desarrollada por la Policía y el magistrado que continúa abierta, informaron fuentes jurídicas.

La operación se inició en España a través de las investigaciones que lleva a cabo la Comisaría General de Información del Cuerpo Nacional de Policía y la Brigada Provincial de Información de Vitoria de la Jefatura Superior de Policía del País Vasco.

En el marco de la misma, también fue detenida el sábado Olaritz Aracama Moreno, compañera sentimental de uno de los detenidos, que, sin embargo, ya ha quedado en libertad.

ATENTAR EN LA INVESTIDURA DE LÓPEZ

Según Rubalcaba, Martitegi fue detenido en Francia cuando mantenía una cita previa para ofrecer un "cursillo de aprendizaje" a un nuevo comando que preparaba un atentado en España.

Concretamente, el ministro anunció que entre la información incautada al jefe del aparato militar de ETA se ha encontrado un documento "del que se deduce" que la organización terrorista planeaba atentar con coche-bomba coincidiendo con la investidura del próximo lehendakari, el socialista Patxi López.

Tras una reunión con su colega británica, Jacquie Smith, el lunes Rubalcaba confirmó que, "efectivamente", a partir de la revisión del material obtenido por la Policía, "todo apunta" a que Martitegi "quería entregar una furgoneta de explosivos para usarla en los días cercanos al debate" de investidura, que se celebrará los días 4 y 5 de mayo próximos.

Junto a Jurdan Martitegui, los efectivos de las Fuerzas de Seguridad francesas y funcionarios de la Comisaría General de Información del Cuerpo Nacional de Policía, detuvieron el sábado en Montauriol (sudeste de Francia) a otros dos presuntos miembros de la organización terrorista ETA, que se encontraban armados en el momento de su detención.

Se trata de Alexander Uriarte Cuadrado, miembro 'legal' de la organización terrorista e inmerso en diligencias del Juzgado Central de Instrucción número Cinco de la Audiencia Nacional y Gorka Azpiriarte, miembro liberado de la banda. Fueron precisamente las vigilancias y seguimientos a Uriarte Cuadrado los que propiciaron la operación.

(EUROPA PRESS)