Hallan en Francia un almacén abandonado de ETA con más de 500 kilos de explosivo

PARÍS/MADRID, 6 (OTR/PRESS)

Las Fuerzas de Seguridad francesas hallaron el pasado domingo un almacén abandonado por la banda terrorista ETA, en el que encontraron más de 500 kilos de explosivos, detonadores, cordón detonante y otros materiales igualmente utilizados para la fabricación de explosivos, como 20 litros de agua oxigenada, además de tubos de PVC con la inscripción de la banda terrorista. Todos estos materiales se encontraban en un garaje del centro de Grenoble, en el centro-oeste de Francia.

El dueño del local fue quien descubrió el material explosivo. Se había dirigido al garaje después de que la persona que tenía alquilada la estancia no hubiera pagado en los dos últimos meses. Medios franceses han indicado que los pagos se interrumpieron en diciembre de 2008. Fue entonces cuando descubrió el lugar donde la banda terrorista tenía escondido este material. La organización ocultaba nitrato de amónico y polvo de aluminio, componentes habitualmente usados por ETA para fabricar artefactos explosivos.

El diario local 'Le Dauphiné Libéré' ha informado en su edición de hoy que el propietario del garaje alertó a los servicios de policía, quienes junto a los Bomberos y la célula de intervención química confirmaron que se trataba de explosivos, en concreto calcularon que había más de 500 kilogramos. Las investigaciones han revelado que el inquilino había dado un nombre falso.

El servicio de desminado de la Seguridad Civil de la ciudad francesa de Lyon desplazó un equipo al lugar, en el que permanecieron al menos hasta las 21.00 horas para garantizar la seguridad de los investigadores de la policía científica que se encargaban de analizar el material.

DETENCIÓN EN DICIEMBRE

La autoridades han iniciado una investigación a raíz de las fechas de alquiler del local, ya que éstas coinciden con la detención en el país galo de Aitzol Iriondo, alias 'Gurbitz', presentado por las autoridades españolas como el sucesor de Garikoiz Aspiazu 'Txeroki', al frente del aparato militar de la banda terrorista. Los agentes tratan de encontrar si el abandono del zulo y la detención del jefe etarra tienen relación.

Otras acciones relacionadas con la ciudad francesa o un posible comando en la zona, son el asalto de un comando de ETA a un depósito de dinamita industrial en Veurey-Voroize, en la región Ródano-Alpes, en 2001. Allí secuestraron durante parte de la noche al responsable del depósito. Unos años más tarde dos miembros de la organización fueron detenidos en Grenoble cuando intentaban robar un coche.

Además, la Policía atribuye a la banda terrorista el robo en Francia en el año 2004 de un total de 1.200 kilos de de nitrato amónico. Meses después desaparecieron otros 700 kilos del mismo material, del que también se responsabilizó a ETA. El 22 de diciembre del 2005, dos hombres y una mujer armados asaltaron la empresa Radium Bronze, en Heudebouville, a unos 100 kilómetros de París, cargando en una furgoneta un total de 1.290 kilos de polvo de aluminio.