Jáuregui afirma que se va "con pena" y que pude haber quien piense que podría hacer otras tareas en la política nacional

BILBAO, 16 (EUROPA PRESS)

El dirigente socialista Ramón Jáuregui afirmó hoy que se va "con pena" de la política nacional tras ser propuesto para integrar la candidatura socialista a las elecciones europeas, un paso que no considera "ir para atrás", sino "una oportunidad". No obstante, reconoció que puede haber "quien piense que podría haber realizado también otras tareas en la política nacional".

En una entrevista concedida a la Cadena Ser, recogida por Europa Press, dijo tener "sentimientos encontrados" ya que le da "mucha pena perder la presencia en la escena nacional". En este sentido, indicó que su trabajo "es muy duro pero también muy gratificante, porque en el reto de su dificultad se escondía el orgullo de su éxito".

Por ello, aseguró que se va "con pena, pero también muy ilusionado" porque "el reto es muy bonito" y le "apetece mucho". En cualquier caso, señaló que se plantea "el reto de irme para quedarme, es decir, de ir al Palamento europeo pero no desaparecer de la escena nacional y de la vasca".

"El partido me ha pedido que haga otra cosa, entendiendo que lo que yo hacía lo va a hacer otra persona mejor que yo, espero, y eso es lo que se ha decidido, porque Eduardo Madina aparte de ser un entrañable compañero y amigo, es un chico con enormes capacitaciones. El partido ha decidido quitarme de un sitio para que otra persona haga mi trabajo y elevarme a otro. No creo que sea ir para atrás", añadió.

De este modo, afirmó que le parece "una oportunidad", aunque reconoció que "no quita que haya quien piense que podría haber realizado también otras tareas en la política nacional".

En cualquier caso, dijo estar "muy orgulloso de lo que estoy haciendo y muy orgulloso en particular de la manera en que estoy siendo tratado en un momento como éste, porque más elogios y más felicitaciones no he podido recibir".

GOBIERNO VASCO

Por otra parte, el dirigente socialista consideró, tras el último comunicado de ETA, que se hace "más heroico, más épico, más glorioso" intentar gobernar Euskadi y añadió, en relación a la postura del PNV ante las amenazas de la organización terrorista al futuro ejecutivo vasco, que la formación jeltzale está en una posición de "hostilidad", en la que "cabe comprender que en ese tipo de reacciones no haya el calor que uno desearía".

No obstante, estimó que, en la lucha antiterrorista, "estamos unidos" ya que ambas formaciones "queremos que ETA acabe". Por ello, esperó que haya "caminos de encuentro".

Asimismo, indicó que el PSE debe realizar "un liderazgo de mano tendida" y expresó su esperanza en que el PNV "no deje con la mano en el aire". Si bien reconoció que, en el momento inicial, "no será fácil" para el nuevo Ejecutivo encontrar alianzas, aseguró que hay materias, como la lucha contra la crisis o la paz, en las que no se puede "dar la espalda" ya que, en caso de que el PNV adopte esa posición, "se anclará en la oposición".

En cuanto a la posibilidad de acuerdos con otras formaciones, afirmó verlas "factibles" aunque reconoció que "inicialmente" estarán "más inclinados a encontrar un espacio de oposición".

En relación a la posición del PSOE en el Congreso, señaló que los socialistas "lo tienen difícil" para conseguir mayorías, pero destacó que el PP "lo tiene imposible" para "gestar una alternativa" al Gobierno ya que, para PNV y CiU, apoyar una moción de censura contra José Luis Rodríguez Zapatero "sería letal en sus respectivos territorios".