La Abogacía del Estado recurrirá la concesión de ayudas a las familias de presos de ETA por orden de Interior y Justicia

Las subvenciones se concedían desde los 90 a Senideak y, a partir de 2003, se incluyeron en las partidas presupuestarias para familias

BILBAO, 6 (EUROPA PRESS)

La Abogacía del Estado recurrirá ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV), a instancias de los Ministerios de Interior y de Justicia, las ayudas que el Gobierno vasco concede a los familiares de presos de ETA para sufragar los gastos de los viajes que realizan a las cárceles.

Las subvenciones se concedían desde los años 90 a través de la organización de la izquierda abertzale Senideak, y a partir de 2003, el Ejecutivo autonómico lo incluyó en los Presupuestos, dentro de las partidas dirigidas a ayudas a las familias.

Según confirmaron a Europa Press fuentes gubernamentales, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y el de Justicia, Francisco Caamaño, han acordado impugnar, "de inmediato", ante la Sala de lo Contencioso-administrativo del alto Tribunal vasco la orden del Ejecutivo autonómico del pasado 24 de marzo, por la cual convocó subvenciones por importe de 225.081 euros a desplazamientos de familiares para visitar a personas penadas o en prisión preventiva realizados en 2008.

De esta forma, el Gobierno vasco en funciones adelantó este año la convocatoria de ayudas, que se publicó 23 días después de las elecciones autonómicas del 1 de marzo. El decreto lo firmó el propio consejero de Justicia, Joseba Azkarraga, apenas tres días después de las elecciones del 1 de marzo, cuando ya se había visualizado la posibilidad de que EA quedase fuera del Gobierno y el líder del PSE-EE, pudiera hacerse con la Lehendakaritza.

Estas subvenciones se conceden desde finales de los años 90, cuando Eusko Alkartasuna llegó a la Consejería de Justicia con Sabin Intxaurraga. Estas ayudas se tramitaron, en un primer momento, a través de Senideak, organización de la izquierda abertzale.

DISPERSION

El actual consejero de Justicia en funciones, Joseba Azkarraga, reconoció en 2002 en el Parlamento vasco que este colectivo y su sucesor, Etxerat, habían recibido 91.401 euros desde 1999, mientras que en 2001 se les concedió algo más de 42.000 euros. Ese mismo año, Azkarraga admitió que daría ayudas mientras existiera la dispersión.

Fue a partir del año 2003, cuando el Gobierno vasco incluyó las subvenciones en el apartado dirigido a 'Familias', y ha superado, a partir de entonces, los 200.000 euros anuales.