La Audiencia juzgará a los asesinos de Múgica por colocar una bomba en Tolosa

  • Madrid, 17 may (EFE).- La Audiencia Nacional juzgará el viernes a los presuntos autores del asesinato del concejal de UPN José Javier Múgica, Andoni Otegui Eraso y Oscar Celarain, por colocar una bomba en los juzgados de la localidad guipuzcoana de Tolosa en agosto de 2002 y que pudo ser desactivada por la Ertzaintza.

La Audiencia juzgará a los asesinos de Múgica por colocar una bomba en Tolosa

La Audiencia juzgará a los asesinos de Múgica por colocar una bomba en Tolosa

Madrid, 17 may (EFE).- La Audiencia Nacional juzgará el viernes a los presuntos autores del asesinato del concejal de UPN José Javier Múgica, Andoni Otegui Eraso y Oscar Celarain, por colocar una bomba en los juzgados de la localidad guipuzcoana de Tolosa en agosto de 2002 y que pudo ser desactivada por la Ertzaintza.

Por esta acción terrorista, el fiscal pide para cada uno de ellos doce años y seis meses de prisión y otros veinte de inhabilitación absoluta, además del pago de los daños causados.

Ese mismo día, el viernes 22, Otegui será juzgado en otro tribunal de la Audiencia Nacional por colocar un artefacto explosivo en la sede del Instituto Nacional de la Seguridad Social de la localidad guipuzcoana de Zarautz en 2001, y por lo que el fiscal solicita 15 años de prisión por un delito de estragos terroristas.

En el primero de los juicios, en el que son juzgados Otegui y Celarain, el fiscal alegará que los dos etarras estaban integrados en 2002 en ETA y que durante ese verano recorrieron varias ciudades con la intención de recabar información para cometer atentados.

A finales de agosto de ese año se trasladaron de Teruel a Tolosa, donde recogieron un artefacto explosivo que les entregó un "legal" (no fichado por las fuerzas de seguridad) y que el día 26 de ese mes colocaron en los juzgados de esa localidad, en la calle San Juan.

Una llamada realizada en nombre de ETA al diario Gara alertó de la colocación del artefacto, que, según el comunicante, haría explosión sobre las once y media de la noche.

Finalmente, según el fiscal, a las dos de la madrugada, la Ertzaintza desactivó la bomba, que se encontraba dentro de una mochila y que contenía seis kilos de explosivo.

En el segundo de los juicios, la Fiscalía acusará a Otegui Eraso de la colocación de otra bomba en la sede del Instituto Nacional de la Seguridad Social, ubicada en la calle Araba de Zarautz, el 19 de septiembre de 2001.

La bomba, con dos kilos de explosivo compuesto por nitrato amónico, fue colocada sobre las doce y diez de la madrugada y su deflagración causó daños valorados en unos 128.000 euros en el edificio, además de en los vehículos aparcados en la zona.

La autoría del atentado fue asumida por ETA en diciembre de 2001 al diario "Le Journal du País Basque-Euskal Erico Caseta".

La Fiscalía argumenta en sus conclusiones que en un escrito incautado a los ex dirigentes de la banda Juan Antoni Olarra Guridi y Ainhoa Múgica se mencionaba la fecha y el objetivo de ese atentado.

En otro registro practicado tras la detención de Juan Fernández Iradi, "Susper", se encontraron anotaciones sobre la acción terrorista.

Otegui y Celarain, naturales de Tolosa, fueron arrestados en septiembre de 2002 en Francia, donde fueron condenados a ocho años de prisión. Tras su paso por la cárcel, fueron entregados a España el pasado año, en octubre y julio, respectivamente.

El historial delictivo de Eraso se extiende desde 2001, cuando formó pareja criminal con Celarain, con quien presuntamente mató al concejal de UPN José Javier Múgica el 14 de julio de ese año.

En 2002 pasaron a formar parte del comando "Argala", responsable de diversos atentados en zonas turísticas durante los meses de junio y agosto: cuatro coches bomba en Marbella, Fuengirola y Mijas (Málaga), así como en el cuartel de la Guardia Civil de Santa Pola (Alicante), en cuya playa colocaron también una bomba, además de otra en una hamburguesería de Torrevieja.