La gendarmería francesa busca a dos presuntos miembros de ETA con los que se enfrentó

  • París, 26 abr (EFE).- Fuerzas de la gendarmería francesa buscan en una zona boscosa del departamento de Nièvre a dos presuntos miembros de ETA que huyeron después de un enfrentamiento con agentes, según dijeron a EFE fuentes oficiales galas.

La gendarmería francesa busca a dos presuntos miembros de ETA con los que se enfrentó

La gendarmería francesa busca a dos presuntos miembros de ETA con los que se enfrentó

París, 26 abr (EFE).- Fuerzas de la gendarmería francesa buscan en una zona boscosa del departamento de Nièvre a dos presuntos miembros de ETA que huyeron después de un enfrentamiento con agentes, según dijeron a EFE fuentes oficiales galas.

Los dos presuntos etarras viajaban en un coche, al parecer un Citroën, en el que escaparon después de haber repostado en una gasolinera de la que se marcharon sin pagar.

Fuentes del ministerio de Interior precisaron que la operación de búsqueda continúa y dijeron a EFE que aún no está claro que se haya producido un intercambio de disparos entre los presuntos terroristas y los gendarmes.

El operativo está en marcha desde que ocurrió el suceso, a media tarde de ayer, en este departamento del centro del país, situado en la región de Borgoña.

Hace justo una semana, en una operación llevada a cabo en coordinación entre las policías española y francesa se detuvo en Montauriol (sureste) al presunto jefe militar de ETA, Jurdan Martitegi, y a otros dos presuntos miembros de la organización, Alexander Uriarte y Gorka Azpitarte.

Los tres fueron enviados a prisión provisional en la madrugada del pasado jueves, después de ser interrogados por la juez antiterrorista Laurence Le Vert, quien abrió una investigación por diversos cargos, entre ellos por pertenecer a una organización terrorista.

El pasado 15 de abril fue detenida también la presunta miembro de ETA Itxaso Legorburu Medinabeitia, que fue candidata de varias listas ilegalizadas de la izquierda independentista del País Vasco.

Legorburu fue detenida por la Gendarmería francesa -y posteriormente enviada a prisión en París por pertenecer a la organización terrorista- en la localidad de Mézières-en-Brenne, después de haber sido vista delante de una armería, junto con otro presunto miembro de ETA que huyó posteriormente.