La Presidencia de la UE recuerda que no se obligará a aceptar a detenidos de Guantánamo

  • Bruselas, 26 feb (EFE).- La Presidencia checa de la Unión Europea recordó hoy que ningún país comunitario estará obligado a acoger a internos del centro de detención de Guantánamo que sean liberados por Estados Unidos.

La Presidencia de la UE recuerda que no se obligará a aceptar a detenidos de Guantánamo

La Presidencia de la UE recuerda que no se obligará a aceptar a detenidos de Guantánamo

Bruselas, 26 feb (EFE).- La Presidencia checa de la Unión Europea recordó hoy que ningún país comunitario estará obligado a acoger a internos del centro de detención de Guantánamo que sean liberados por Estados Unidos.

Los ministros de la UE del Interior debaten hoy la disposición de los países comunitarios a acoger a algunos de esos detenidos y ayudar al presidente estadounidense, Barack Obama, a cumplir su objetivo de cerrar Guantánamo en un año.

El titular checo, Ivan Langer, recalcó a su llegada al Consejo de Ministros el carácter voluntario de esa acogida.

"No se puede obligar a nadie a aceptar a personas de Guantánamo", declaró Langer, quien además añadió que todos los países de la UE "tiene derecho a recibir toda la información" sobre los detenidos que se asienten en suelo comunitario.

El ministro francés de Inmigración, Eric Besson, recalcó que las condiciones de su Gobierno son que las personas "no supongan un peligro potencial para la seguridad", acepten ir voluntariamente y tengan un vínculo con Francia que justifique su presencia en el país.

Besson advirtió también de que las personas acogidas podrían tener limitado su derecho a la libre circulación por la Europa sin fronteras del espacio Schengen.

El debate se centra en unos 60 de los aproximadamente 244 detenidos que permanecen en Guantánamo, a los que EEUU está dispuesto a liberar, debido a que consideran que no tienen elementos para vincularles con el terrorismo islámico.

Sin embargo, esos detenidos no pueden volver a sus países (como China, Libia, Egipto) porque temen sufrir torturas o arrestos arbitrarios por las autoridades locales, dada su condición de ex detenidos de Guantánamo.

Hasta ahora, nueve países de la Unión Europea (España, Portugal, Francia, Alemania, Finlandia, Irlanda, Estonia, Letonia y Lituania) se han mostrado dispuestos a acoger a algunos de ellos, y la UE debate poner en marcha un marco común para que las llegadas se hagan dentro de condiciones similares.

España "está en principio abierta a colaborar en la acogida de algunos presos", siempre y cuando las condiciones jurídicas sean aceptables para el Gobierno, según dijo el ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, al entrevistarse el pasado martes con la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton.