Las autoridades revisarán el caso de los 12 sospechosos liberados sin cargos en el Reino Unido

  • Londres, 22 abr (EFE).- El letrado británico encargado de velar por la correcta aplicación de las leyes antiterroristas en el Reino Unido revisará la detención y posterior liberación sin cargos de 12 sospechosos que supuestamente planeaban un atentado inminente en Inglaterra.

Londres, 22 abr (EFE).- El letrado británico encargado de velar por la correcta aplicación de las leyes antiterroristas en el Reino Unido revisará la detención y posterior liberación sin cargos de 12 sospechosos que supuestamente planeaban un atentado inminente en Inglaterra.

Alex Carlile of Berriew, lord liberal demócrata designado por el Gobierno para llevar un control sobre esa legislación introducida a partir del 2000, examinará lo sucedido en este caso "como parte de sus tareas", según informó hoy la BBC.

Los once pakistaníes y un británico detenidos hace dos semanas en redadas antiterroristas en el noroeste de Inglaterra por un supuesto complot para cometer un atentado han sido puestos en libertad sin cargos en relación con el caso.

Los dos sospechosos que aún se encontraban bajo custodia policial pasaron hoy a disposición de la Agencia de Fronteras del Reino Unido, según indicó la Policía de Greater Manchester (norte inglés), uno de los tres cuerpos que participaron en la operación antiterrorista.

Los once paquistaníes -diez de ellos con visado de estudios-, han sido entregados, en varias fases, a la Agencia de Fronteras y pueden ser deportados, según informó el Ministerio del Interior, que alegó "motivos de seguridad nacional" como argumento para expulsar a esos hombres.

La medida ha suscitado polémica en el Reino Unido, ya que la Fiscalía del Estado ha considerado por su parte que "no hay pruebas suficientes" para formular cargos contra los doce varones, cuyos abogados sostienen que tienen derecho a seguir en el país.

Los sospechosos fueron arrestados el 8 de abril en varias redadas en Manchester, Liverpool y Clitheroe en relación con un supuesto complot para perpetrar un atentado que, según las fuerzas de seguridad, era inminente.

Desde el Consejo Musulmán del Reino Unido, Inayat Bunglawala instó hoy al Gobierno británico a admitir que la Policía ha cometido un error.

Sin embargo, el jefe de la Policía de Greater Manchester, Peter Fahy, insistió en que no se puso en marcha la operación "a la ligera" y que estuvo "totalmente justificada", dada la información secreta que barajaban las fuerzas de seguridad.

La Policía tuvo que adelantar la operación después de que el máximo responsable de terrorismo de Scotland Yard, el subcomisario Bob Quick -que después dimitió-, revelara involuntariamente detalles de la misión al exponer públicamente un documento confidencial.

Tras el amplio operativo, el primer ministro británico, Gordon Brown, incidió en que la amenaza era inminente e instó al Gobierno de Pakistán a combatir con más intensidad a los extremistas.