Las víctimas apoyan no negociar con ETA y juntan en un acto a Rajoy y a San Gil

  • Madrid, 6 may (EFE).- Las víctimas del terrorismo han apoyado hoy la no negociación con ETA y la derrota de los terroristas en un acto de homenaje en el que han coincidido el presidente del PP, Mariano Rajoy, y la ex presidenta de este partido en el País Vasco María San GIl, quienes, sin embargo, no se han saludado públicamente.

Las víctimas apoyan no negociar con ETA y juntan en un acto a Rajoy y a San Gil

Las víctimas apoyan no negociar con ETA y juntan en un acto a Rajoy y a San Gil

Madrid, 6 may (EFE).- Las víctimas del terrorismo han apoyado hoy la no negociación con ETA y la derrota de los terroristas en un acto de homenaje en el que han coincidido el presidente del PP, Mariano Rajoy, y la ex presidenta de este partido en el País Vasco María San GIl, quienes, sin embargo, no se han saludado públicamente.

Es el primer encuentro en público de los dos dirigentes políticos desde que San Gil abandonara la Presidencia del PP en el País Vasco, y ha tenido lugar en la Universidad CEU San Pablo durante un acto al que han asistido más de trescientas víctimas del terrorismo procedentes de toda España.

Las víctimas han estado arropadas por el presidente del Senado, Javier Rojo, el del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Dívar, el director de la Oficina de Apoyo a las Víctimas del Ministerio del Interior, José Manuel Rodríguez Uribes, y el consejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados, entre otras autoridades.

Además, representantes de los colectivos de víctimas del terrorismo, y dirigentes políticos, en su mayor parte del PP, como Jaime Mayor Oreja, Federico Trillo, Jorge Moragas, Ignacio Astarloa o Ana Botella.

En el acto, tres estudiantes han leído un manifiesto de ocho puntos en el que se exige que "ningún Gobierno democrático negocie con los terroristas" porque "a éstos se les derrota", una petición que ha arrancado el aplauso de las víctimas.

Además, han reclamado la unidad de todas las fuerzas políticas y la sociedad civil, la necesidad de mantener viva la memoria de las víctimas y velar por su dignidad, así como que "se haga justicia" con los terroristas y que sus crímenes sean considerados como "violaciones de los derechos humanos" por la comunidad internacional.

La imagen más perseguida por los fotógrafos en este acto ha sido la del saludo de Rajy y San Gil, pero el inminente inicio del acto ha impedido que tuviera lugar, según fuentes del PP.

La ex presidenta del PP en el País Vasco sí ha saludado al candidato de este partido al Parlamento Europeo, Jaime Mayor Oreja, así como a Rosa Díez, presidenta de UPyD, quienes han elogiado su trayectoria política.

"María es una mujer admirable, estuvo al frente del PP en momentos muy difíciles", ha recordado Mayor Oreja, quien ha proclamado su "fidelidad" y su "lealtad" hacia ella, así como a otros compañeros de su partido en el País Vasco de los que hoy se ha acordado "singularmente".

Rosa Díez ha señalado que ha encontrado "muy bien" a su amiga, María San Gil, de la que ha dicho que es una mujer "entera". "Está feliz, se la ve", ha apostillado.

El acto se ha iniciado con la inauguración del monumento ante el que han depositado una ofrenda floral el presidente del Senado, el consejero de Presidencia madrileño, Francisco Granados, el responsable del Observatorio Internacional de las Víctimas del Terrorismo, Cayetano González, y la presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, Mayte Pagazaurtundúa, además del presidente de la Fundación San Pablo-CEU, Alfredo Dagnino.

Las más de trescientas víctimas han permanecido de pie y en un emotivo silencio durante todo el homenaje, que ha finalizado con el Himno Nacional, y sólo han aplaudido cuando se ha exigido la no negociación con los terroristas.

El presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, Juan Antonio García Casquero, declaraba al término del acto que este tipo de homenajes es "lo mejor" que les puede pasar a las víctimas porque significa que permanecen en la memoria de la sociedad.