ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

Liberados 6 sospechosos de los atentados del Ulster por orden de un tribunal

  • Dublín, 25 mar (EFE).- La Policía norirlandesa (PSNI) puso hoy en libertad a seis personas que han permanecido detenidas durante más de dos semanas por su supuesta relación con el asesinato de dos soldados y un policía en la provincia, confirmaron fuentes oficiales.

Un ex concejal del Sinn Fein acusado del asesinato de un policía norirlandés

Un ex concejal del Sinn Fein acusado del asesinato de un policía norirlandés

Ordenan liberar a 6 detenidos por los atentados del Ulster si no hay cargos

Ordenan liberar a 6 detenidos por los atentados del Ulster si no hay cargos

Liberados 6 sospechosos de los atentados del Ulster por orden de un tribunal

Liberados 6 sospechosos de los atentados del Ulster por orden de un tribunal

Dublín, 25 mar (EFE).- La Policía norirlandesa (PSNI) puso hoy en libertad a seis personas que han permanecido detenidas durante más de dos semanas por su supuesta relación con el asesinato de dos soldados y un policía en la provincia, confirmaron fuentes oficiales.

La decisión se tomó apenas una hora después de que el Alto Tribunal de Irlanda del Norte ordenase que, si la PSNI no presentaba cargos, los sospechosos debían ser puestos inmediatamente en libertad.

No obstante, nada más salir de las dependencias policiales, uno de los supuestos terroristas volvió a ser arrestado en aplicación de la legislación antiterrorista, según informó su abogado, Pat Vernon.

Se trata del norirlandés Colin Duffy, de 41 años, ex miembro del inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA), conocido militante republicano y ahora supuestamente vinculado al IRA Auténtico, el grupo escindido responsable de la muerte el pasado siete de marzo de los dos soldados en la base militar de Massereene, al norte de Belfast.

En la década de los años 90, Duffy fue acusado del asesinato de un soldado y de dos policías, pero nunca llegó a ser procesado, en la primera ocasión porque el principal testigo era un miembro de los grupos paramilitares unionistas y en la segunda por defecto de forma.

La decisión judicial que ordenaba hoy su puesta en libertad ponía fin a más de dos semanas de interrogatorios y podría sentar un precedente con vistas a la revisión de la legislación antiterrorista del Reino Unido, que permite la detención de sospechosos durante un máximo de 28 días si se obtienen sucesivos permisos judiciales.

Cuatro de los seis detenidos fueron detenidos en relación con el asesinato de los dos soldados británicos, mientras que a los otros dos se los vinculó con el IRA de Continuidad, otra escisión republicana que se responsabilizó de la muerte, dos días después, del agente de policía Stephen Carroll en la localidad de Craigavon, en el condado fronterizo de Armagh.

Los abogados de estas seis personas presentaron el pasado fin de semana una demanda ante la Justicia norirlandesa en protesta por la extensión de su periodo de detención, solicitada por la PSNI para continuar los interrogatorios y ganar tiempo mientras se llevaban a cabo más exámenes forenses en los lugares de los crímenes.

El juez instructor, Brian Kerr, desautorizó hoy los correspondientes permisos al indicar que el tribunal no tuvo en cuenta si las detenciones de los supuestos terroristas fueron legales.

Kerr no cuestionó la legalidad de los arrestos, pero subrayó que el magistrado que concedió las extensiones de tiempo debería haber examinado este asunto.

Hasta la fecha, sólo un joven de 17 años y un hombre de 37 han sido acusados formalmente del asesinato del policía norirlandés, mientras que otras dos personas, de 27 y 31 años, que habían sido detenidas por ese suceso fueron puestos en libertad sin cargos en la noche del lunes.

La Comisión de Derechos Humanos de Irlanda del Norte ha condenado la prolongada detención sin cargos de los sospechosos.

También el presidente del Sinn Fein -brazo político del IRA-, Gerry Adams, ha denunciado la violación de los derechos humanos de los supuestos disidentes.