Los republicanos dicen que el cierre de Guantánamo compromete la seguridad de EE.UU.

  • Washington, 9 may (EFE).- El partido republicano criticó hoy al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, por haber prometido cerrar el penal de Guantánamo, una medida que a su juicio supone un peligro para la seguridad del país.

Los republicanos dicen que el cierre de Guantánamo compromete la seguridad de EE.UU.

Los republicanos dicen que el cierre de Guantánamo compromete la seguridad de EE.UU.

Washington, 9 may (EFE).- El partido republicano criticó hoy al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, por haber prometido cerrar el penal de Guantánamo, una medida que a su juicio supone un peligro para la seguridad del país.

En el mensaje radial semanal del partido, el senador de Misuri Kit Bond acusó al presidente de "poner el valor simbólico por encima de la seguridad".

"El presidente Obama no tienen ningún plan sobre qué hacer con estos asesinos", afirmó Bond, en referencia a los 241 detenidos que permanecen en la base naval de Estados Unidos en Cuba.

El Gobierno estudia actualmente a dónde trasladarlos, después de que Obama se comprometiera en enero a clausurar la cárcel en el plazo de un año.

Estados Unidos ha pedido a sus aliados europeos que acojan algunos prisioneros que no considera peligrosos, pero que no puede enviar a sus países de origen porque allí podrían ser torturados.

Además, ha abierto la posibilidad de liberar a algunos en territorio estadounidense, mientras que juzgaría al resto.

El partido republicano, sin embargo, rechaza que cualquiera de ellos pise su país. "Los estadounidenses no quieren a esos terroristas en nuestros barrios", dijo Bond.

El cierre de Guantánamo "es una apuesta peligrosa con nuestra seguridad aquí y la de nuestras tropas en el extranjero", aseveró el senador.

Según publica hoy en su edición impresa el diario The Washington Post, la Administración restablecerá los tribunales antiterroristas de Guantánamo en territorio estadounidense, probablemente en alguna base militar, con nuevas normas que darán más derechos a los acusados.

El diario asegura que el plan de mantener los tribunales, aunque con esas modificaciones, refleja el temor del Gobierno de perder algunos casos si juzga a los prisioneros en cortes ordinarias.

Las organizaciones de derechos humanos estadounidenses han pedido que se eliminen totalmente los tribunales especiales de Guantánamo y que los detenidos sean procesados en cortes civiles o militares normales.