Martitegi fue detenido junto a una pequeña iglesia en un camino forestal de Montauriol

  • Montauriol (Francia), 19 abr (EFE).- El presunto etarra Jurdan Martitegi fue detenido ayer cuando circulaba con su coche junto a una pequeña iglesia de un cementerio de Montauriol, en el sureste francés, donde fue sorprendido por un dispositivo policial que le aguardaba, explicó el alcalde de esa localidad, Patrick Mauran.

El número uno de ETA, Jurdan Martitegi, permanece detenido en Montpellier a la espera del traslado a París

El número uno de ETA, Jurdan Martitegi, permanece detenido en Montpellier a la espera del traslado a París

Montauriol (Francia), 19 abr (EFE).- El presunto etarra Jurdan Martitegi fue detenido ayer cuando circulaba con su coche junto a una pequeña iglesia de un cementerio de Montauriol, en el sureste francés, donde fue sorprendido por un dispositivo policial que le aguardaba, explicó el alcalde de esa localidad, Patrick Mauran.

En la operación, desarrollada por la Policía española y la Gendarmería francesa, fueron arrestadas además de Martitegi otras dos personas cuando acudían en otro vehículo a una cita con el dirigente etarra.

El alcalde de Montauriol, localidad situada a apenas media hora en coche de Perpignán, en la frontera franco-española, explicó a Efe que ayer al mediodía se percató de la presencia de una quincena de vehículos en la población, un hecho inusual en este tranquilo enclave, situado entre viñedos, en el sureste francés.

Por este motivo, fue a preguntar qué ocurría, y un agente vestido de civil le explicó que estaban preparando una operación policial que no estaba relacionado con el pueblo y que no se preocupara porque "todo sería muy rápido".

Los agentes, según explicó, le pidieron además detalles sobre el camino que lleva a la pequeña iglesia y al cementerio donde el presunto etarra fue localizado.

Según Maruan, los policías, todos vestidos de civil y con vehículos sin identificación policial, se mostraron muy interesados en conocer las distintas vías de salida que podía haber desde este camino forestal aledaño al cementerio.

Hacia las 18.00 hora local (16.00 GMT), los agentes tendieron una emboscada y detuvieron en las cercanías del cementerio a Martitegi y a los otros dos supuestos etarras, que viajaban en dos vehículos, uno matriculado en España y otro en Francia.

Mauran no pudo precisar si los etarras opusieron resistencia a la detención.

Para llegar a esta recóndita iglesia se tiene que abandonar la calle asfaltada que conduce al pueblo y desviarse por una ruta forestal que sirve, sobre todo, para el paso de vehículos de Bomberos, según el alcalde.

Mauran explicó que Montaurial es un pueblo muy pequeño, con apenas 200 vecinos que se conocen entre ellos y que nunca había sido escenario de una operación policial de tal magnitud.

El alcalde dijo estar convencido de que Martitegi se encontraba de paso en la localidad, ya que ningún vecino recuerda haberlo visto antes.

Esto fue corroborado por varios de los residentes consultados por Efe, como Jean-Claude, quien explicó que siempre han vivido "muy tranquilos" y que esperan poder seguir haciéndolo.