Pagazaurtundua se muestra "ilusionada" por el cambio en la CAV porque hasta ahora "ha fallado el liderazgo" contra ETA

PAMPLONA, 1 (EUROPA PRESS) La presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo, Maite Pagazaurtundua, afirmó hoy en Pamplona que en el País Vasco "ha fallado ostensiblemente el liderazgo de las instituciones autonómicas contra los fanáticos terroristas", y se mostró "ilusionada" ante el "cambio histórico" que representa el pacto de PSE-PP. Pagazaurtundua realizó estas declaraciones a los medios de comunicación minutos antes de ofrecer en el hotel Zenit de Pamplona una charla coloquio, organizada por la Unión de Guardias Civiles, y en la que también participó Teo Uriarte, gerente de la Fundación para la Libertad. A juicio de la presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo, hermana de Joseba Pagazaurtundua, militante del PSE asesinado por ETA en 2003, es necesario combinar "la acción de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y de la Justicia en la lucha antiterrorista con las iniciativas ciudadanas, que han terminado por calar bastante hondo en la sociedad a través de conciencias que estaban muy insensibles y muy perturbadas por el efecto del miedo". En este sentido, manifestó su deseo de que "se aprenda de ese pasado" y que "en la nueva circunstancia histórica que parece que se va a desarrollar en breve en el País Vasco", el nuevo liderazgo "ayude muchísimo a dar un salto cualitativo en poder neutralizar e ir minimizando el fanatismo que todavía surge en la CAV y también en Navarra". Según subrayó, "todos estamos con una cierta ilusión" ante ese cambio, "y eso", añadió, "que somos gente dura para ilusionarnos porque hemos recibido ya muchas tortas y porque hemos tenido experiencias muy duras de superar". Por eso, hizo hincapié en que a partir de ahora "puedan cambiar muchas cosas""con la experiencia del pasado y con la propia experiencia personal que tienen esas personas que han firmado ese pacto, porque han enterrado a muchos amigos". Pagazaurtundua también valoró la relación que mantienen Navarra y el País Vasco y afirmó que se trata de dos comunidades "vecinas con muchas cosas en común", formadas por "ciudadanos que se quieren mucho y que comparten además problemas comunes". Por último, también se refirió a la medida anunciada por Patxi López para suprimir las ayudas públicas que reciben los familiares de presos en el País Vasco y dijo que "no hay que tomarla como una venganza". En su opinión, "si esas personas no están con la violencia y simplemente quieren ayudar a sus seres queridos, las cosas cambiarían pero tienen que dar ese paso adelante". "Lo que no puede ser", subrayó, es que "ese de dinero público vaya a asociaciones que están a favor de los delincuentes y de que sigan realizando esas barbaridades, persiguiendo y asesinando a seres humanos inocentes".