Pastor dice que la postura del Gobierno central y del nuevo Ejecutivo vasco será "combatir a ETA hasta que desaparezca"

Asegura que el Concierto "está blindado" e insiste en que "la política de acuerdos no se acaba en el PNV"

BILBAO, 14 (EUROPA PRESS)

El secretario general del PSE-EE en Bizkaia, José Antonio Pastor, afirmó hoy que, tras el último comunicado de ETA, "no hay muchos interrogantes" sobre cuál es "la actitud" de la banda terrorista ni sobre la postura del Gobierno central y del nuevo Ejecutivo vasco, que será "combatir a ETA con todas sus fuerzas hasta que desaparezca". Asimismo, criticó "la intoxicación permanente" del PNV sobre "supuestas conversaciones" de los socialistas con la izquierda abertzale y afirmó que su dirigente vizcaíno Andoni Ortuzar actúa como "bufón de la Corte".

En una entrevista a Punto Radio, recogida por Europa Press, aseguró sentir "hastío, indignación y repulsa" ante el último comunicado de ETA, en el que reconoció que se "da un pasito más" en el sentido de que "es la primera vez en la historia de la democracia vasca en la que se amenaza a los miembros del nuevo Gobierno, sin saber quiénes van a ser", además de insistir en la amenaza a "una infraestructura fundamental" como es el TAV. En este contexto, apuntó que "la normalización política" en Euskadi "vendrá en el momento en que se acabe ETA".

El dirigente del PSE censuró la "intoxicación permamente" sobre "supuestos conversaciones del Partido Socialista con gente de ETA y del mundo de Batasuna", que "van a seguir manteniendo", y acusó al dirigente del PNV en Bizkaia Andoni Ortuzar de actuar como el "bufón de la Corte", de modo que "se dedica a pensar por la noche alguna frase estrambótica que suelta por la mañana para ganarse un titular".

En cualquier caso, consideró que, para "cualquier ciudadano con un mínimo sentido común, después de conocer sobre todo el comunicado de ETA del domingo no parece que deje muchas expectativas ni muchos interrogantes sobre cuál es la actitud de ETA y del Gobierno de España y del nuevo Gobierno vasco: combatir con todas sus fuerzas a ETA a que desparezca".

"No hay otra posibilidad", señaló Pastor, que indicó que el presidente del PSE, Jesús Eguiguren, "puso en mesa una reflexión personal, al augurar que la paz se "abrirá paso" en 2011. "Ojalá -indicó- tenga razón, pero por desgracia no deja de ser un deseo personal".

CUIDAR LAS FORMAS

Por otra parte, el dirigente socialista afirmó que esperaban "cierta desazón" por parte del PNV ante la pérdida del Gobierno vasco, si bien destacó que la formación jeltzale debería "cuidar las formas". En este sentido, consideró "grave" que se pretenda "deslegitimar" al nuevo gobierno hablando de "golpe institucional".

"Se deslizan unos mensajes peligrosos, que en algún caso acaban coincidiendo mucho con algunas expresiones que sirven también para la justificación que hace ETA al poner al nuevo gobierno en el punto de mira de sus actuaciones asesinas", añadió.

Tras censurar que el PNV "ha vuelto a todo aquello que le ha pasado factura" en sus mensajes con motivo del Aberri Eguna, Pastor consideró que, si no fuera por su "desazón electoral", la formación jeltzale "compartiría gran parte" del texto del acuerdo alcanzado entre PSE y PP de cara a la investidura de Patxi López, en el que se recogen "prioridades de absoluto sentido democrático".

En este sentido, retó "a cualquiera a que diga qué párrafo, qué frase, qué expresión de esos diez folios puede considerarse como frentista" e insistió en que el acuerdo pretende "sumar amplias voluntades".

Asimismo, reiteró que ni en el acuerdo, ni en las conversaciones previas "apareció" la Diputación de Alava, por lo que, aunque ve "comprensible" que el PP reivindique el cambio de gobierno en esta institución, consideró que "es hora de parar esas especulaciones".

En cualquier caso, emplazó a los responsables forales a "atender los problemas de los ciudadanos alaveses y gobernar, y sobre todo no tratar de usar las instituciones como una especie de contrapoder" al Gobierno vasco. "Es entrar una guerra institucional muy peligrosa que puede pasar factura a toda la ciudadanía vasca", alertó.

El dirigente socialista reconoció que la formación del nuevo Ejecutivo vasco puede hacer "complicado" la legislatura en el Congreso, si bien destacó que "vale la pena afrontar ese riesgo". No obstante, precisó que "la política de acuerdos no se acaba en el PNV" y auguró que "el que va a sufrir las consecuencias de ese aislamiento que se está buscando el mismo aquí y en Madrid va a ser el PNV a no tardar mucho". "Ningún partido de gobierno que quiere ser partido de gobierno hace política en una esquina del mapa político, de la radicalidad", añadió.

En cuanto a Juan José Ibarretxe, auguró que "el día de la investidura" estará presente en la Cámara vasca, pero "se hace más cuesta arriba verle el resto de los días". En cualquier caso, dijo que no le preocupa "demasiado" que lidere la oposición durante los próximos cuatros años, aunque consideró que "su partido sí".

CONCIERTO VASCO

Por otra parte, después de que ayer el portavoz del PNV en el Congreso, Josu Erkoreka, afirmara que el blindaje del Concierto económico en los términos en los que estaba acordado por la Cámara vasca es "absolutamente imposible con el PSE-EE y el PP en el Gobierno", Pastor aseguró que el Concierto vasco "está blindado" tras las recientes resoluciones en los tribunales europeos "por una defensa magnífica del Abogado del Estado".

"A lo mejor quiere decir el PNV que no podrán blindarlo como quiere el PNV", apuntó el dirigente socialista, que subrayó que el Concierto tiene "una tranquilidad jurídica de la que no había disfrutado hasta este momento". No obstante, señaló que existen "resoluciones" de las instituciones vascas que "hablan de hacer algo más para el blindaje del Conierto", que el PSE está "dispuesto a hacer".

En este contexto, lamentó que la formación jetzale pretenda "generar dudas" sobre el próximo gobierno y le advirtió de que, tras decir "tantas barbaridades", finalmente "la realidad va a demostrar que es tan absolutamente locura" y que "porque aquí no gobierne el PNV no se parte Artxanda en dos, ni se seca la Ría, ni se acaba el mundo".

Asimismo, insistió en que López llamará a empresarios y sindicatos para impulsar el diálogo social y consideró que, si la "estrambótica" convocatoria de huelga general de los sindicatos abertzales "no tiene razones políticas, lo lógico es que acudan" a este encuentro. No obstante, dijo temer que "va a ser difícil" porque "el nacionalismo tiene muchas expresiones".

Por parte, indicó que, tras la "especie de cuento de hadas" sobre la situación económica del actual Ejecutivo autonómico, es preciso poner marcha "muchas medidas" para hacer frente a la crisis.