PSE rechaza la celebración del Aberri Eguna en Escoriaza (Álava) al considerar que "no es una fiesta de país"

VITORIA, 27 (EUROPA PRESS) El PSE rechaza la celebración del Aberri Eguna, día de la patria vasca, en la localidad alavesa de Escoriaza al considerar que "es una fiesta partidista y confesional, y no una fiesta de país". En un comunicado, el portavoz del PSE en el Ayuntamiento de Escoriaza, Iñaki Pierrugues, explicó que ha votado en contra de la moción presentada por el alcalde, Juan Carlos Bengoa (EA), titulada "Tiempo de cambio, tiempo de independencia", con motivo de la celebración, el próximo 12 de abril, del Aberri Eguna y de los actos organizados por la izquierda abertzale. La moción fue aprobada en el Pleno que se celebró el pasado miércoles con los votos a favor de los tres concejales no adscritos y uno de EA. Los dos concejales del PNV, la edil de la agrupación electoral de Antiiglesias de Escoriaza, y el concejal de EB se abstuvieron, mientras que el concejal del PSE-EE votó en contra. La moción invita a los ciudadanos a participar en el Aberri Eguna convocado por la izquierda abertzale, AB, EA y Aralar. Pierrugues manifestó que el Aberri Eguna "es una fiesta de partido y no una fiesta de país". "Es una fiesta confesional con la que no podemos identificarnos las personas y los partidos que somos laicos y defendemos la pluralidad de sentimientos e ideas religiosas en su sentido amplio", señaló. Además, explicó que "tal y como se plantea en la Moción, la fiesta tiene un carácter independentista con el que, los socialistas vascos nunca estaremos de acuerdo por cuestión de principios". "El Aberri Eguna tiene una celebración con un carácter partidario y sólo tiene significado para aquellas fuerzas políticas que tienen una concepción nacionalista", reiteró. Finalmente, recordó que el Aberri Eguna "es el día del nacionalismo vasco y no de todos los vascos, creada por el PNV como fiesta político-religiosa de partido en 1932 para conmemorar las bodas de oro del nacionalismo vasco, al haber transcurrido 50 años de su descubrimiento por Sabino Arana". "La fecha elegida por el PNV, el domingo de Resurrección, no fue casual si no significativa, porque daba mayor transcendencia al hecho que conmemoraba y reafirmaba el culto a Sabino Arana con la creencia en la doble resurrección, la de Jesucristo y la de Euskadi", concluyó.