PSE replica a PNV y PP que la Diputación alavesa "no está ni ha estado en las previsiones del acuerdo" con los populares

Cree que el PNV se ha instalado "en la radicalidad" y le advierte de que no podrá ser alternativa de Gobierno con esa estrategia

BILBAO, 9 (EUROPA PRESS)

El portavoz del PSE-EE en el Parlamento vasco y secretario general de los socialistas vizcaínos, José Antonio Pastor, replicó hoy, tanto al PNV como al PP, que la Diputación Foral de Alava "no está ni ha estado en las previsiones del acuerdo" suscrito entre socialistas y populares vascos. Además, consideró que el PNV se ha instalado "en la radicalidad" y le advirtió de que no podrá ser alternativa de Gobierno con esa estrategia.

Pastor se refirió, de esta forma, al hecho de que el presidente del BBB del PNV, Andoni Ortuzar, defendiera esta mañana "una patria vasca libre de ataduras externas", que incluya a Navarra y el País Vasco-francés, y advirtiera de que la sociedad vasca no admitirá "retrocesos" en el camino hacia la construcción "de la nación vasca". Ortuzar también subrayó que "los 'tamtanes' de guerra suenan" contra la Diputación alavesa.

En declaraciones a Europa Press, Pastor manifestó que "da la impresión de que el PNV ha decidido instalarse en un discurso más nacionalista todavía y que no ha aprendido ninguna lección de las elecciones autonómicas".

Tras destacar que "el PNV y su dirección política se encuentran después de las elecciones y ante el nuevo panorama político absolutamente desorientados", consideró que están "dando palos de ciego", buscando "enemigos externos, en vez de hacer autocrítica".

"No creo que le haga ningún favor hacer un discurso desde el nacionalismo vasco que trascienda el ámbito de la Comunidad Autónoma, y que se dedique a hablar de Navarra e Iparralde, porque esos dicursos les corresponde a otras opciones políticas más radicales y no a un partido como al PNV", subrayó.

El dirigente socialista advirtió de que, si los jeltzales "pretenden ocupar ahora todo el espacio del nacionalismo, se van a volver a equivocar". Por ello, le recomendó "prudencia, serenidad, mesura y que aproveche este nuevo tiempo político que se abre para, desde la oposición, reflexionar sobre lo que ha pasado y empezar a buscar un papel de tender también puentes hacia otras formas políticas".

José Antonio Pastor afirmó que "todo parece apuntar" a que, en un principio, la oposición del PNV en el Parlamento vasco "va a ser muy dura, de bloqueo y de obstrucción, por mucho que hablen algunos de sus dirigentes de una oposición constructiva".

"No hay más que oír las declaraciones de unos y de otros para ver que siguen todavía respirando por la herida de las elecciones y no han conseguido digerir el cambio político en Euskadi. Por lo tanto, durante unos meses, vamos a observar a un PNV duro, bronco, destinado a deslegitimar todo aquello que se ponga se marcha desde el nuevo Gobierno y desde el Parlamento", apuntó.

No obstante, señaló que el PNV, si realmente "aspira a ser un partido de Gobierno", no puede permanecer "mucho tiempo en la radicalidad y en el discurso absolutamente crispado". "Con esos discursos no se consigue centrar el mensaje político ni ser nunca alternativa de Gobierno", manifestó.

COPAR EL DISCURSO NACIONALISTA

A su juicio, con las declaraciones que realiza la formación jeltzale "da la impresión de que está jugando a copar, a nivel de discurso, a todo el nacionalismo, a dejar sin espacio a todo el resto". "Algo parecido ya intentaron durante la campaña electoral y eso es lo que ha tenido como consecuencia un buen resultado del PNV, pero a costa de fagocitar a todos sus socios", señaló.

Tras subrayar que "hay distintas opciones dentro del nacionalismo" y el PNV no puede ser "el único que lo represente", afirmó que el electorado jeltzale "no se mueve tampoco por visceralidades, porque hay mucha gente sensata, de orden, que quiere seguridad y estabilidad, y no es éste el discurso que están esperando oír".

DIPUTACIÓN DE ÁLAVA

Sobre las declaraciones realizadas hoy por el presidente del BBB del PNV, Andoni Ortuzar, en las que aseguró que "suenan 'tamtanes' de guerra" contra la Diputación alavesa, Pastor dijo que, desde el PNV, se pretende "instalar esa sensación de inestabilidad y de preocupación en la ciudadanía".

"Parece bastante irresponsable que el propio diputado general de Alava, en lugar de dedicarse a gobernar y velar por los intereses de los ciudadanos alaveses, se preocupe de crear inestabilidad, cuando lo que tiene que preocuparse del bienestar de sus ciudadanos, de gobernar y hacer una política que tendrá que estar orientada hacia la colaboración y el acuerdo con el Gobierno vasco", señaló.

Según reconoció, existe "cierto ruido por parte del PP también reclamando la Diputación de Alava", pero subrayó que "eso no está en los horizontes políticos del acuerdo" que el PSE-EE ha suscrito con él.

A su juicio, "una cosa es que el PP" desee gobernar la institución foral de Alava "y que pueda ser incluso razonable que lo reclame, y otra cosa es que eso haya aparecido en los acuerdos con el PP". "No está ni ha estado en las previsiones de los acuerdos con el PP el tema de la Diputación de Alava", añadió.

En este sentido, precisó que "habrá que esperar a ver también cuál es el comportamiento de los nacionalistas a través de las diputaciones, porque no es la primera vez que han anunciado que harán política desde las diputaciones al margen del Gobierno vasco".

"Espero que eso no signifique que van a jugar a una política de bloqueo institucional, usando las instituciones de todos como un arma política, porque se creará un precedente peligroso que puede pasar factura a todos", aseguró.

Además, rechazó las declaraciones de ayer del portavoz del Grupo vasco en el Congreso, Josu Erkoreka, quien afirmó que el Ayuntamiento de Getxo y la Diputación de Alava son "instituciones rehenes" de los socialistas que éstos "ejecutarán" en caso de que no les guste la actitud del PNV en la oposición. "El PSE-EE es un partido serio, que ha pensado siempre, por encima de todo, en los intereses de los ciudadanos y no en maniobras políticas", apuntó.

NUEVO GOBIERNO

En cuanto a las críticas realizadas por representantes de la formación jeltzale a la remodelación del Gobierno central, aseguró que "es parte de la estrategia política del PNV, que ha pasado de apoyar al Gobierno a instalarse en la rabieta y criticar todo aquello que hace".

El portavoz parlamentario del PSE-EE expresó sus dudas de que Andoni Ortuzar y el PNV "estén realmente defendiendo el autogobierno o estén instalados en una política más radical que vaya bastante más allá". "Deberían aclararse sobre si es un partido autonomista, que defiende el autogobierno o si quiere jugar al radicalismo independentista", manifestó.

A su entender, "las estrategias no se pueden inventar y planificar de la noche a la mañana". "Han pasado de ocho a diez años de Gobierno de Ibarretxe instalados en el independentismo, en la radicalidad y en la apuesta soberanista, a una campaña electoral en la que pretendieron engañarnos diciendo que se preocupaban sólo de los problemas del día a día, y han vuelto otra vez, parece ser, a ese discurso radical nacionalista, que desentona bastante de lo que son las necesidades y las aspiraciones de la inmensa mayoría del electorado vasco", concluyó.