Rubalcaba admite que la puesta en libertad de Buschi fue un "error gravísimo" pero no una descoordinación

BARCELONA, 7 (EUROPA PRESS)

El ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, admitió hoy que la puesta en libertad del presunto jefe de la banda que agredió al empresario teatral José Luis Moreno, Astrid Buschi, fue un "error gravísimo" pero no una descoordinación entre cuerpos de seguridad y administración de justicia.

Para el ministro, es "lógica" la alarma social creada por este caso, pero aseguró que es "excepcional" frente a los "cientos" de encarcelados que cada día declaran en los juzgados y vuelven a prisión.

Rubalcaba explicó que el Ministerio ha abierto una investigación sobre la cuestión y ha pedido informes a la Policía Nacional y la Guardia Civil para saber "qué ha pasado". Igualmente, aseguró que colaborará con la justicia para esclarecer el caso.