Sanz cree que el nuevo Gobierno vasco puede "cerrar la Transición española" y acabar con la "falta de respeto" a Navarra

Advierte a ETA de que es "imposible" paralizar el AVE en Navarra y que la Comunidad "jamás cederá ante la amenaza terrorista" MADRID, 1 (EUROPA PRESS) El presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, interpretó hoy que el futuro Gobierno vasco podría "cerrar la Transición española" al hacer que llegue el constitucionalismo 30 años después "a una Comunidad que ha estado permanentemente poniendo en jaque la unidad de España". Añadió que se alegra del acuerdo PSE-PP, una traslación del que UPN alcanzó con el PSN en Navarra y que fue "tan criticado e incomprendido en Madrid", dijo, y que está seguro de que ese Ejecutivo terminará con la "falta de respeto" de los gobiernos nacionalistas hacia la simbología y la realidad política e institucional de Navarra. "El respeto se va a lograr y eso va a facilitar la colaboración con la Comunidad Autónoma Vasca", afirmó. Sanz protagonizó un almuerzo informativo del Foro de la Nueva Economía en Madrid, en el que repasó la actualidad económica y política del país y de la Comunidad que preside. Al acto acudieron, entre otros, la ministra de Administraciones Públicas, Elena Salgado, miembros del Gobierno de Navarra y la candidata a relevar a Sanz en la presidencia de UPN, Yolanda Barcina, alcaldesa de Pamplona, así como representantes del PSN y de IUN. También ex miembros de UPN hoy en el PP, como el senador José Cruz Pérez Lapazarán y el eurodiputado Javier Pomés. La ruptura de la coalición con el partido de Mariano Rajoy fue uno de los asuntos tratados. Sanz reflexionó hoy que se produjo porque el PP vio cómo el acercamiento al PSOE "eliminaba un elemento de confrontación y crítica en la política nacional". Hoy, ese acuerdo se ha trasladado al País Vasco, añadió, y es "aplaudido" por quienes "tanto criticaron" a UPN. Con la ruptura, agregó, el PP se equivocó. "Sinceramente, pienso que sí", se limitó a decir. El dirigente navarro reiteró su satisfacción por el acuerdo alcanzado en el País Vasco, que situó como un tercer paso en la Transición española tras la legalización del Partido Comunista y la victoria del PSOE en las elecciones de 1982. "Pero habrá que hacer las cosas bien en esa Comunidad en la que todo empieza por 'eusko'", matizó, para agregar que es necesario instalar "una nueva cultura" en la sociedad vasca. De hecho, Miguel Sanz argumentó que la nueva mayoría que suman PSE-PP no es fruto de un giro sociológico de los ciudadanos sino de "una decisión judicial" que dejó fuera de las elecciones a una representación política de ETA. Ese respeto a la autonomía navarra por parte de las instituciones vascas, agregó Sanz, permitirá también que la televisión pública vasca pueda emitir a través de TDT en Navarra. "Si respeta nuestra realidad política e institucional, no tendremos inconveniente en formalizar un convenio", aseguró. "Es un servicio más a los ciudadanos navarros", puntualizó. PARA EUROPA, QUE PIDA EL VOTO QUIEN SE PRESENTA. Tras la ruptura con el PP, UPN no se presentará a las próximas elecciones al Parlamento Europeo. Miguel Sanz aseguró hoy que su partido no tiene por tanto que pedir el voto para nadie, puesto que no concurre, y que deberá hacerlo quien sí lo haga. "Si quiere alguien pedirnos el voto de manera oficial a UPN tendrán que pedírnoslo, ofrecernos esto o lo otro", advirtió. "Nosotros no nos presentamos", reiteró. Preguntado por la implantación del PP en Navarra, Miguel Sanz aseguró que conoce lo que publican los medios de comunicación. "Lo único que sé es que la base sociológica de UPN es muy difícil de arrancar hacia otras siglas que comparten espacio electoral. He leído que tienen dificultades", agregó. UNIDAD ANTE LA CRISIS. En su intervención de hoy, Miguel Sanz destacó en varias ocasiones los buenos resultados que a su juicio está dando el acuerdo entre el Gobierno foral (UPN-CDN) y el PSN-PSOE, por los planes y proyectos que se van aprobando. Especialmente, en momentos de crisis económica, aseguró, en los que los ciudadanos quieren "ver juntos" a sus dirigentes políticos. "Es en la confianza donde radica la clave para superar esta crisis. Confianza en nosotros mismos y, sobre todo, en el adversario", explicó. "Esta crisis nos da otra oportunidad para crecer como nación, porque sólo saldremos de ella si, por encima de nuestros propios intereses, pensamos en el conjunto de los ciudadanos, su bienestar y su futuro", añadió. En este punto, aseguró que considera un "ejemplo" el consenso en Navarra que podría extenderse al resto de España. Explicó que los partidos políticos mencionados, sindicatos, empresarios y organizaciones sociales han acordado medidas como el Plan Navarra 2012, que prevé inversiones de 4.500 millones para dinamizar la economía, o el Cuarto Plan de Empleo. El dirigente navarro también aprovechó la ocasión de hoy para volver a reclamar el acuerdo con el Estado que permita la construcción del tren de alta velocidad, acuerdo que José Luis Rodríguez Zapatero ha anunciado para dentro de unas semanas. Hoy, Sanz lanzó también un mensaje a quienes se oponen a esta obra y advirtió a ETA que no logrará pararla, porque la mayoría de la sociedad la quiere y "jamás cederá ante el chantaje terrorista". "Así lo hicimos con el embalse de Itoiz-Canal de Navarra y así lo haremos con el tren de alta velocidad", subrayó. ENERGÍAS RENOVABLES. El presidente del Gobierno de Navarra fue preguntado también por el desarrollo de las energías renovables, que hoy aportan el 65 por ciento de la electricidad consumida en la Comunidad y que en dos o tres años, supondrá el 100%. Aseguró que ha provocado el interés del Gobierno de Estados Unidos de Barack Obama, que les ha enviado una carta pidiendo información sobre la implantación de este sector. Para la respuesta, Sanz aseguró que pedirán la colaboración también de las empresas, como la eléctrica Iberdrola, cuyo presidente, Ignacio Sánchez Galán, fue hoy precisamente el presentador de la conferencia del dirigente navarro. Sánchez Galán repasó la apuesta pública por la energía renovable ya en los 90 y aseguró el apoyo de su empresa en el futuro. "Puedes contar siempre con Iberdrola", le dijo a Sanz. EL FUTURO DE SANZ, "BASTANTE OSCURO" Sanz abandonará este mes la presidencia de UPN. La única candidata para el puesto, a quien él ha promovido, es la alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina, quien aseguró que le sustituirá, pero que no le sucederá. "Es una palabra que no me gusta", aclaró. Esperó que la nueva presidenta de su partido haga las cosas en el futuro "con sentido común y en base al interés general" y afirmó que podrá contar con él. En cuanto a su futuro profesional una vez que, tras esta legislatura, deje el Gobierno de Navarra, Sanz bromeó que por el momento está "bastante oscuro" porque no tiene alternativas.