Vascas.- López descarta un pacto con el PP, pero también con "un PNV que tiene como referente a Ibarretxe"

Dice que la izquierda abertzale no podrá participar en política mientras no rompa amarras con ETA o la convenza para que desaparezca BILBAO, 25 (EUROPA PRESS) El secretario general del PSE-EE y candidato a lehendakari, Patxi López, descartó hoy un pacto con el PP, pero también con "un PNV que tiene como referente a Ibarretxe, que nace en Lizarra, que sigue con el Plan y que alumbra". Por ello, se decantó por un gobierno en minoría que busque "apoyos, acuerdos y entendimientos para sacar adelante los grandes retos" de Euskadi. En una entrevista concedida a RNE, recogida por Europa Press, López afirmó que no le tienta "hacer pactos con quien está demostrando que lo único que pone encima de la mesa es antinacionalimo o antisocialismo", en referencia a la posibilidad de acordar con el PP o UPyD. En este sentido, afirmó que no estaría de lehendakari en el Gobierno vasco con el líder del PP vasco de consejero. El dirigente de los socialistas vascos recordó que, cuando Basagoiti propuso tener tres consejerías para estar en el Ejecutivo vasco, su partido "no estaba dispuesto a jugar a ese juego". Además, consideró "imposible gobernar con un PNV que tiene como referente a Ibarretxe, aunque ahora se esconda en campaña detrás de ese disfraz de gestor" porque "es el Ibarretxe genuino que durante diez años ha esto queriendo imponer un modelo de país y de patria exclusivo y excluyente en el que sobramos la mitad de los vascos". "Es el Ibarretxe que nace en Lizarra, que sigue con el Plan, que alumbra la consulta, siempre dividiendo y enfrentando. Así es imposible", manifestó. En esta línea, aseveró que esta última semana va a ser "muy movilizadora y muy clarificadora de lo que quiere la sociedad vasca porque esto no es algo coyuntural, sino que viene arrastrándose desde hace tiempo, una corriente de fondo que avala un cambio en este país". Asimismo, consideró que él puede gobernar en minoría "buscando apoyos y acuerdos y entendimientos para sacar adelante los grandes retos que tiene Euskadi, que es la pretensión que tenemos". "Pero, esperemos, primero, que el 1 de marzo digan los ciudadanos quién tiene que gobernar y cómo puede hacerlo", añadió. ETA A su juicio, "lo que hay que hacer ahora es defender sin fisuras un Estado de derecho que combate con todas las herramientas democráticas a una banda terrorista". "ETA tuvo su oportunidad histórica de abandonar la violencia. Ese mundo tuvo la oportunidad histórica de integrarse en democracia haciendo política con las únicas herramientas de las políticas y no fue capaz de hacerlo", señaló. Por ello, afirmó que "queda combatir a ETA con la Policía, con la Justicia, con la colaboración internacional y queda a los partidos políticos en Euskadi pasar de las palabras a los hechos porque todo el mundo dice aquí que hay que deslegitimar ética, política y socialmente al mundo que aún sigue amparando la violencia, pero luego no acompañan estas palabras con lo que hay que hacer". "Yo creo que hay que ser mucho más contundentes y mucho más claros. Creo que el mundo del abertzalismo radical tiene dos posibilidades: la de romper definitivamente las amarras con ETA o de convencer a ETA de que desaparezca definitivamente de nuestras vidas", añadió. En esta línea, aseveró que, "mientras tanto, no será posible que participe ni en política ni en las instituciones democráticas lo que no son nada más que meras excusas para dar cobertura política, financiar, buscar respaldo social del terrorismo y eso en un Estado de derecho no se puede permitir". Respecto a la bomba que destrozó la casa del pueblo de Lazkao, señaló que ésta es "la única manera que sabe intervenir en campaña ETA". "Lo ha hecho siempre mediante el asesinato, la amenaza, la bomba, la extorsión. Pero yo tengo el claro convencimiento de que no van a poder absolutamente nada, que con muchísimo más fuerte los convencimientos, las ideas, la voluntades de la ciudadanía vasca que todas las bombas que puedan tener", indicó. En esta línea, subrayó que no sólo levantarán, "otra vez, la casa del pueblo", sino que seguirán "levantando la voz porque no nos van a acallar". "Y esta vez no lo vamos a hacer solos, sino con la inmensa mayoría de la sociedad vasca que está harta de estos matones que pretende imponer su totalitarismo mediante la violencia", destacó. López consideró que el 2 de marzo por la mañana, "seguramente", estará "emocionado". "Estoy convencido de que va a haber una nueva mayoría que va a abrir un nuevo tiempo y que eso sólo se va a visualizar con un lehendakari socialista", concluyó.