Víctimas del terrorismo reclaman en San Sebastián "unidad" ante ETA en un acto de homenaje a los asesinados por la banda

Un total de 60 víctimas y representantes institucionales y políticos asistieron al acto conmemorativo SAN SEBASTIAN, 1 (EUROPA PRESS) Víctimas del terrorismo reclamaron hoy a los políticos "unidad" frente a ETA, en un acto conmemorativo a los asesinados por la organización terrorista celebrado en las Juntas Generales de Guipúzcoa. Un total de 60 víctimas y representantes institucionales y políticos asistieron al homenaje. Tras subrayar que "la rabia" que ha supuesto en sus vidas las diferentes formas de violencia, la han sabido "asumir y canalizar" para ser "más fuertes", se felicitaron por "el mayor apoyo" recibido en los últimos tiempos por las instituciones y la sociedad. El Parlamento foral celebró durante la jornada de hoy, por segundo año consecutivo, este acto institucional, en el que la presidenta de la institución, Rafaela Romero, consideró que la sociedad está "obligada a defender y cultivar el derecho a la memoria" y que las instituciones y políticos deben "poner los pilares para que la agresión que sufrieron las víctimas, forme parte de nuestra historia como país y nos sirva para ser mejores". Al evento asistieron 60 víctimas y representantes de Asociaciones de Víctimas, entre los que estaban Maite Pagazaurtundua, presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo; José Vargas, de ACVOT; Kati Romero, de Covite; Mila García de la Torre, de la Fundación Fernando Buesa; y Francisco Zaragoza, de la Asociación de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado víctimas del terrorismo, entre otros. Como representantes institucionales acudieron el diputado general de Guipúzcoa, Markel Olano, la presidenta en funciones del Parlamento vasco, Izaskun Bilbao, la portavoz en funciones del Gobierno vasco, Miren Azkarate, el delegado del Gobierno en el País Vasco, Mikel Cabieces, y el presidente de Eudel, Jokin Bildarratz. También estuvieron presentes el director de la oficina de Atención a las víctimas del Ministerio del Interior, José Manuel Rodríguez Uribes, así como un representante de la Dirección de Atención a las víctimas del Gobierno vasco, representantes de la Judicatura y la Fiscalía, diputados forales y miembros de los partidos políticos como Manuel Huertas, presidente del PSE-EE de Guipúzcoa, Antonio Basagoiti, presidente del PP en el País Vasco, y Antton Karrera, coordinador general de EB en Gipuzkoa, entre otros. "RABIA Y ODIO" Entre las víctimas que intervinieron en el acto se encontraba Sandra Carrasco -hija del ex edil del PSE-EE Isaías Carrasco-, que recordó todos los detalles del día 7 de marzo de 2008 cuando su padre fue asesinado por ETA y cómo ese día "había hablado y reído" con él en casa antes de que falleciera a manos de la organización terrorista. La hija mayor de Carrasco relató que arropó a su padre ensangrentado, después de que fuera tiroteado. Sandra agradeció el apoyo recibido de la gente, pero remarcó que su familia ha vivido momentos "muy duros" viviendo en Mondragón, "donde cada vez que sales a la calle ves las pancartas y las pintadas". En ese sentido, confesó sentir "mucha rabia" al ver que a la alcaldesa, Ino Galparsoro (ANV), "la meten en la cárcel, y todo el mundo se manifiesta, le hacen bienvenidas, aurreskus", mientras que ese apoyo no se materializó con una moción de censura en el municipio "por culpa de ciertos partidos políticos". "La rabia que sientes porque tienes que estar con esa gente día a día es durísimo, pero esa rabia que yo tengo hacia ellos, hacia lo que han hecho con mi familia es lo que me hace fuerte, es lo que me hace decir que conmigo no van a poder", remarcó, para añadir que "nunca" les dará "el gusto" de verle llorar. "Esa rabia me hace que me crezca, cuando paso por las calles de Mondragon y veo a la alcaldesa. Me río de ellos y pueden tomarlo como una provocación, conmigo no van a poder", subrayó, al tiempo que lamentó que en la localidad guipuzcoana sólo se recuerde "a la alcaldesa, a los presos y a todo su entorno". "¿Y mi padre donde está, que es la auténtica víctima a la que han asesinado?", se preguntó. "RECONCILIACION" Por su parte, Josu Elespe -hijo del edil socialista Froilán Elespe- recordó que su vida cambió tras el asesinato de su padre hace ocho años y que los siguientes a ese suceso fueron "horribles y espantosos" y le produjeron un "odio irracional". No obstante, señaló que se ha ido "serenando", y quiso "decir alto y claro que, a día de hoy", que no odia a los asesinos de su padre "ni a los que les apoyan, protegen, amparan o entienden". Me pongo por encima de ellos", aseveró, para apuntar que ésa ha sido su "gran victoria y particular reconciliación". A su juicio, las víctimas de ETA "no pueden ser un obstáculo para la consecución de la paz" y aseguró que "la opinión de una víctima es tan válida como la de cualquier otro ciudadano sin más legitimidad ni más validez moral". Finalmente, consideró que el final de la banda terrorista debería ser "la prioridad de cualquier dirigente y unir a todos los partidos políticos más allá de la exigencia de su desaparición". Jorge Mota, hermano del funcionario de la prisión de Martutene Angel Mota asesinado en 1990, recordó que el asesinato afloró en él "sentimientos de odio y rabia y repugnancia" hacia el País Vasco porque en esa época su familia no tuvo "ninguna muestra de solidaridad por parte de la sociedad y de las instituciones". Por ello, se felicitó de que ésta hayan ido "despertando de ese letargo" y están "comenzando a apoyar a todas las víctimas". NACIONALISMO Pilar Zubiarran, por su parte, relató su experiencia como víctima de persecución. Concejal en Altzo y militante del PNV, Zubiarran aseguró haberse sentido "una paria" dentro de las víctimas del terrorismo por ser nacionalista. A su juicio, "el error es considerar nacionalistas vascos y abertzales a los que no son más que asesinos". Asimismo, pidió a los políticos que apoyen a las víctimas "cuando no haya periodistas delante" y consideró que el mejor homenaje es la "educación en la paz". El periodista Jose Maria Calleja, en su intervención, recordó que, cuando estuvo en la cárcel en época de Franco, nunca pensó que "en democracia iba a tener que estar permanentemente escoltado por la Policía". "ETAPA DE ESPERANZA" En su opinión, en Euskadi se abre "una etapa de esperanza" y señaló que puede haber "un Gobierno de negros" como lo eran, según dijo, Isaías Carrasco, Fernando Buesa o Miguel Angel Blanco. "Toda la suerte para los negros. Ojalá consigan crear un clima de libertad y algún día podamos pasar en una ciudad libre de odios y de muerte", aseguró. La concejal del PP en Azkoitia Pilar Elías relató su experiencia, teniendo que vivir con el asesino de su marido, Ramón Baglietto -concejal de UCD-, que trabaja en una cristalería debajo de su domicilio y remarcó que a ella le podrán "quitar la vida, pero nunca la libertad". El portavoz de EA en las Juntas Generales y víctima del terrorismo de persecución en su etapa como alcalde de Hernani, Joxean Rekondo, consideró "imprescindible" cuestionar los medios y los fines de ETA, y lamentó el "adoctrinamiento" que se produce "en el odio". Finalmente, Jesús Ramírez, víctima y ex vicepresidente de la Asociación de Afectados del 11-M aseguró que el terrorismo ha conseguido que tenga que abandonar "todos los gustos que daban sentido a mi vida" e hizo un reconocimiento de todos los familiares y las personas anónimas que han apoyado a las víctimas.