Zapatero anuncia que el Gobierno regulará en breve los Consejos Territoriales del Poder Judicial

Asegura que ETA ha sido "descabezada" en cuatro ocasiones en lo que va de legislatura y afirma que "juntos estamos más cerca del fin" MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció que en los próximos meses el Ejecutivo presentará en el Congreso de los Diputados un proyecto para la regulación de los Consejos Territoriales del Poder Judicial.

El jefe del Ejecutivo hizo este anuncio durante su primera intervención en el Debate sobre el Estado de la Nación, en la que recordó que la reforma de la Administración de Justicia constituye en su segunda legislatura un "objetivo crucial e inaplazable".

En este marco, explicó cuáles serán sus propuestas para los próximos meses en este ámbito. Así, además de regular los Consejos Territoriales del Poder Judicial, aseguró que presentará la nueva Ley de Enjuiciamiento Criminal, para aprovechar "al máximo las capacidades de fiscales y jueces", así como una nueva regulación de las competencias de los órganos judiciales, "eliminando duplicidades y dilaciones innecesarias".

También planteará la reforma del registro civil y la nueva demarcación y planta judicial. Zapatero defendió la necesidad de "incrementar la capacidad del sistema judicial y, al mismo tiempo, reducir su carga de trabajo". Se trata, dijo, de "liberar a la justicia de tareas que puedan satisfacerse mejor por otras vías" y de "eliminar procedimientos y recursos que no sean estrictamente necesarios".

"El Gobierno está absolutamente empeñado en todo ello, en un marco de acuerdo con los profesionales de la justicia", afirmó Zapatero, para después recordar que le Gobierno ya ha hecho pública su intención de "destinar 600 millones de euros" para la modernización de la Justicia en los próximos tres años.

ETA: "JUNTOS MÁS CERCA DEL FIN"

En su discurso, Zapatero también tuvo un "reconocimiento público" a la labor que realizan las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, cuyo trabajo, dijo, ha permitido que los ciudadanos puedan seguir ejerciendo sus derechos, "con los índices de criminalidad y delito más bajos de nuestro entorno".

Así, y tras advertir de que "siempre hay nuevas amenazas y nunca se puede bajar la guardia", aseguró que es necesario congratularse de que la policía española "esté cada vez mejor dotada y actúe con tanta profesionalidad y eficacia".

Precisamente, destacó que fruto del trabajo de la Guardia civil y de la Policía, y de la cooperación con la justicia y las fuerzas de seguridad francesas, "ETA ha sido descabezada en cuatro ocasiones sólo en lo que va de Legislatura".

"No hay mejor noticia posible para todos los demócratas, y sé que hablo en nombre de todos los grupos de esta Cámara al proclamarlo así", afirmó el presidente, para después asegurar que el fin de la banda terrorista está "más cerca". "Juntos, estamos más cerca del fin de ver erradicarse la violencia terrorista en el País Vasco y en el conjunto de España", insistió, cosechando los aplausos de la bancada socialista.

POLÍTICA EXTERIOR: OBAMA Y EL G20

Por otra parte, durante su discurso Zapatero también presumió de que, en estos momentos "cruciales para el futuro de las relaciones internacionales", la política exterior del Gobierno ha sido "muy activa". De hecho, recalcó que España ha estado presente en "cuatro cumbres clave para redefinir el nuevo orden internacional": la del G20 en Londres, la de la OTAN en Estrasburgo y Kelh, la de la UE y EEUU en Praga y la de la Alianza de Civilizaciones en Estambul.

El jefe del Ejecutivo destacó que la llegada de Barack Obama a la Administración norteamericana ha propiciado que el multilateralismo se convierta en "el mejor escenario posible" para responder "globalmente a una crisis global".

Zapatero se refirió también al "creciente reconocimiento del peso de España" en la escena internacional", que, en su opinión, se debe a los progresos de sus 30 años de democracia y a la puesta en valor de su capacidad de interlocución con regiones diversas del planeta.

Pero también, dijo, a que "los valores" que defiende su Gobierno desde 2004 en su acción exterior "cuentan con un respaldo cada vez más extendido".

Con estas premisas, el presidente destacó que la presidencia española de la Unión Europea, que tendrá lugar durante el primer semestre de 2010, vendrá "en un momento muy relevante para Europa" y para España. Durante este periodo, apuntó, le tocará a España "garantizar" la aplicación del nuevo Tratado de Lisboa con el que el Gobierno espera "contar para entonces", así como la consolidación de sus instituciones.