Veinticuatro muertos en un atentado en Pakistán

Por Mubasher Bujari

LAHORE, Pakistán (Reuters) - Un grupo de hombres armados atacó el miércoles una sede de la policía en la ciudad paquistaní de Lahore, y activaron posteriormente un coche bomba que causó la muerte de al menos 24 personas, en un atentado que según el Gobierno pretende vengarse de una ofensiva contra los talibanes.

Ningún grupo se ha atribuido el atentado, que dejó casi 300 personas heridas y extensos daños, aunque hubo advertencias previas de represalias preveía una respuesta a la ofensiva del Ejército contra los integristas en la región de Swat, en el noroeste del país.

La explosión se produjo al día siguiente de que el general David Petraeus, jefe de Mando Central estadounidense, estuviera en Islamabad el martes para reunirse con líderes del Gobierno y el Ejército.

Estados Unidos necesita que Pakistán actúe contra los extremistas para ayudar a derrotar a Al Qaeda y reducir su apoyo para los talibanes en Afganistán, por lo que se ha mostrado a favor de la ofensiva en Swat.

"Creo que elementos antipaquistaníes, que quieren desestabilizar nuestro país y ver la derrota en Swat, se han vuelto hacia nuestras ciudades", dijo a los periodistas el ministro del Interior, Rehman Malik.

Entre los muertos hay dos oficiales y seis agentes de los servicios secretos (ISI, por sus siglas en inglés), según n alto cargo del Gobierno.

El atentado, que según las autoridades fue suicida, derribó un edificio de un servicio de ambulancias del Gobierno y causó daños en una oficina cercana de la principal agencia de inteligencia del Ejército. Responsables de seguridad dijeron que el ISI podría haber sido el principal objetivo.

El alto cargo local Sayyad Ahmed Bhutta dijo que 24 personas murieron, Otras 285 resultaron heridas, según otros responsables. Los equipos de rescate seguían buscando entre los escombros, por lo que la cifra de muertos podría ascender.

Bhutta agregó que la bomba tenía casi 100 kilos de explosivos.

Justo antes de la explosión, dos hombres salieron de un coche y comenzaron a disparar contra los policías que vigilaban la puerta, dijo a la prensa el ministro provincial de Derecho Rana Sanaullah, añadiendo que habían sido detenidos varios sospechosos.

Algunos testigos dijeron que cuatro hombres armados salieron del vehículo y empezaron a disparar.

QUINTO ATENTADO

La violencia extremista ha ido en aumento en Pakistán desde mediados de 2007, con numerosos ataques contra las fuerzas de seguridad, al igual que objetivos del Gobierno y occidentales.

Las autoridades habían advertido de que los integristas podrían atentar en represalia por la ofensiva en Swat, donde el Ejército dice que alrededor de 15.000 soldados se enfrentan a entre 4.000 y 5.000 combatientes y han causado el éxodo de 2,3 millones de personas, según organizaciones de ayuda.

La del miércoles es la quinta explosión desde que se intensificaron los combates en la zona a finales de abril.

Lahora es la capital del Punjab, la provincia más poblada y próspera del país. Es la segunda ciudad del país, y acoge a los principales miembros del Gobierno y del Ejército.