El presidente de BBVA se muestra cauto sobre plan de Obama para mejorar los bancos

  • Nueva York, 26 mar (EFE).- El presidente del banco español BBVA, Francisco González, alabó hoy los esfuerzos del Gobierno de Estados Unidos para liberar a los bancos de activos problemáticos, pero se mostró cauto sobre si con "ese procedimiento" se conseguirá estabilizar de forma definitiva el sistema financiero.

El presidente de BBVA se muestra cauto sobre plan de Obama para mejorar los bancos

El presidente de BBVA se muestra cauto sobre plan de Obama para mejorar los bancos

El presidente del BBVA da el toque de campana en la apertura de Wall Street

El presidente del BBVA da el toque de campana en la apertura de Wall Street

Nueva York, 26 mar (EFE).- El presidente del banco español BBVA, Francisco González, alabó hoy los esfuerzos del Gobierno de Estados Unidos para liberar a los bancos de activos problemáticos, pero se mostró cauto sobre si con "ese procedimiento" se conseguirá estabilizar de forma definitiva el sistema financiero.

"El Gobierno americano está haciendo un esfuerzo extraordinario para retirar los activos tóxicos de la banca, que aquí es donde se generaron", declaró González a un grupo de periodistas poco después de participar en la apertura de la sesión en Wall Street.

"Pero tenemos que esperar un poco más para ver si ese procedimiento es realmente el último para conseguir la estabilidad del sistema financiero. Soy optimista, pero necesitamos un poco más de tiempo para valorarlo", agregó.

El presidente del BBVA manifestó que esta entidad tiene "una buena plataforma de crecimiento" en Estados Unidos y afirmó que este año debe seguir consolidando su presencia, "y luego ya veremos".

Señaló que estamos ante una crisis financiera "de una envergadura extraordinaria" y que salir de ella "todavía nos va a costar un poco de tiempo".

En el caso de España, consideró que tardará un poco más la recuperación, por el sistema productivo que tiene, "que está muy escorado hacia industrias que emplean mucha mano de obra y por tanto tenemos que hacer un proceso de transformación muy importante".

Afirmó que "hay que ser cautos" por el momento y que sin duda este año "va a ser difícil" y consideró que, aunque hay algunos signos en EEUU de que la situación puede mejorar a finales de año, hay que tener precaución.

El presidente del BBVA manifestó que la segunda parte de esta crisis "es una crisis de morosidad", que está subiendo en todo el mundo y que es algo a lo que España no está ajena.

González consideró que, desde el inicio de la crisis financiera, la intervención de los Estados "ha dado muchas vueltas" y, en su opinión, "hemos perdido el tiempo", aunque reconoció que "era muy difícil" tener una buena solución desde el comienzo.

"Pero en España, sí tenemos experiencia en cómo se atacan los problemas del mercado financiero", dijo el presidente del BBVA, al tiempo que reiteró que la mejor forma es afrontarlos de forma directa, interviniendo, separando el banco bueno del malo, y reflotando después la entidad saneada.

"Por lo tanto, si hay que hacer algo en España, yo me inclino por esa vía, que es algo que no han podido hacer aquí y que tendrían que hacer si fallara el programa (del presidente de EEUU, Barack) Obama", añadió.

En cuanto a la reciente tendencia alcista en la Bolsa de Wall Street y en otros mercados, declaró que "no hay que deslumbrarse" por eso y subrayó que hay mucha volatilidad.

"Es un buen indicador, sin duda, pero aún es pronto para decir que las últimas subidas están indicando cosas sostenibles. Sin duda, es mejor que suban que bajen, pero hay que esperar más tiempo", agregó.

González no se mostró sorprendido con la corriente de impopularidad que afrontan los banqueros en EEUU, y señaló que eso se debe a que "han hecho las cosas muy mal".

Agregó que grandes entidades en este país y con presencia en todo el mundo han colapsado y han necesitado ayuda pública, lo que no ha ocurrido en España.

"Creo que podemos presumir, y yo estoy muy orgulloso del banco que presido, de no haber tenido ayuda oficial alguna, desde el punto de vista del capital, y somos el único banco del mundo que no ha hecho ampliación de capital", recordó.