Japón llevará cabo un nuevo plan de impulso económico que equivaldrá al 2% de su PIB

TOKIO, 6 (EUROPA PRESS)

Japón llevará a cabo un nuevo plan de estímulo fiscal por valor de más de diez billones de yenes (73.927 millones de euros), lo que significa más del 2% del Producto Interior Bruto (PIB) del país, que suma alrededor de 500 billones de yenes (3,69 billones de euros), según anunció hoy el ministro de Finanzas, Kaoru Yosano.

Yosano, que compareció ante los medios después de reunirse con el primer ministro japonés, Taro Aso, afirmó que el Gobierno articulará, antes del próximo viernes, un presupuesto fiscal suplementario para 2009 para financiar el paquete de medidas, según informó la agencia Kyodo.

Por la tarde, Aso explicó que es necesario un paquete adicional para relanzar la economía, ya que las previsiones de futuro de Japón muestran que experimentará la mayor caída entre los países industrializados. Además, recordó que los participantes de la cumbre del G-20, que tuvo lugar el pasado día 2 en Londres, concluyeron que Japón necesita aumentar el gasto fiscal.

Si finalmente se incluyen los diez billones de yenes (73.927 millones de euros) para el gasto fiscal exclusivamente, sería el mayor de la historia del país asiático. Hasta el momento, el mayor fue el tercer presupuesto extra de 1998, que alcanzó los 7,5 billones de yenes (55.459 millones de euros).

Aso explicó que la economía japonesa ha encogido más rápido que el resto de las grandes economías y ve la necesidad de llevar a cabo el plan "para estar a la par de otros países". En el último trimestre de 2008, el PIB de Japón se redujo un 12,1% en tasa trimestral anualizada, la mayor caída en unos 35 años. En el mismo periodo, la economía estadounidense se redujo un 6,3%, también en tasa trimestral anualizada, mientras que la de la Eurozona hizo lo propio aproximadamente un 6%.

Yosano añadió que el paquete de estímulo se centrará en medidas destinadas a aumentar la seguridad laboral de los trabajadores irregulares que se enfrentan a condiciones precarias, apoyar a los pequeños negocios sin liquidez, revitalizar las economías regionales y promover las industrias que generan energía solar, así como los servicios médicos y de enfermería.