La junta general de accionistas de Puerto Real Cogeneración se reúne en un mes para avanzar en su liquidación

CÁDIZ, 30 (EUROPA PRESS)

La junta general de accionistas de Puerto Real Cogeneración S.A. (en liquidación) se reunirá el próximo 30 de junio en sus instalaciones del Polígono Industrial El Trocadero, en Puerto Real (Cádiz), donde abordará cuestiones previas a su liquidación definitiva.

Según el Boletín Oficial del Registro Mercantil (BORM) del 27 de mayo, consultado por Europa Press, el liquidador único, Juan Antonio Gutiérrez, citó a los accionistas a las 12,00 horas del próximo día 30 de junio en primera convocatoria, estando prevista la segunda convocatoria 24 horas después.

El orden del día implica la ratificación o, en su caso, examen y aprobación de las cuentas anuales, del informe de gestión y de la aplicación del resultado correspondientes al ejercicio cerrado el 31 de diciembre de 2007, para así subsanar ante el Registro Mercantil los defectos que impiden su depósito.

Del mismo modo, se someterán a examen y aprobación las cuentas anuales correspondientes al ejercicio cerrado el 31 de diciembre de 2008, así como de la gestión social y de la aplicación del resultado. Además, el orden del día incluye, entre otras cuestiones, el nombramiento o reelección de los auditores de cuentas de la sociedad.

ANTECEDENTES

Según la información recopilada por Europa Press, Puerto Real Cogeneración --también conocida como Precosa-- pertenece al Grupo Abengoa y se encargó de construir y explotar una planta de energía eléctrica para suministrar a la factoría de Delphi Automotive Systems España S.L. (DASE) en Puerto Real, que cerró sus puertas el 31 de julio de 2007.

Así, los accionistas de Puerto Real Cogeneración se reunieron en diciembre de ese mismo año para analizar la situación tras el cierre de la multinacional de componentes de automoción. Más tarde, el 6 de junio de 2008, se hizo público que la junta general de accionistas aprobó "por mayoría" la disolución de la sociedad, procediendo al cese de los administradores y nombrando al liquidador único.

Previamente, ante lo que Precosa consideró un incumplimiento de contrato, hizo a Delphi una reclamación extrajudicial millonaria por daños y perjuicios. Del mismo modo, reclamó una deuda de 150.000 euros en el procedimiento concursal abierto aún en el Juzgado de lo Mercantil de Cádiz tras el cierre de Delphi.