Rsc. El sector del marketing en españa se dota de un código ético

La Asociación de Marketing de España (MKT) ha presentado este miércoles el Código Ético de Marketing, que aspira a implicar a todas las empresas del sector ante la necesidad de responder a las demandas de una sociedad cada vez más informada y más exigente en materia de transparencia, coherencia y honestidad. El código comprometerá a las empresas no sólo en su publicidad sino en todas sus acciones, desde la producción hasta la distribución y la atención post-venta, con lo que se convertirá en una herramienta fundamental en el día a día de la gestión en las compañías. La asociación ha anunciado, además, que los premios que otorga anualmente tendrán en cuenta las indicaciones de este código.La consultora especializada en marketing reputacional e innovación sostenible 'Quiero salvar el mundo haciendo marketing' ha sido la encargada de la dirección técnica del proyecto.El código invita a las empresas, por ejemplo, no sólo a respetar la legalidad vigente, sino a garantizar la claridad y transparencia en la comunicación de ofertas o de condiciones post-venta, y a evitar prácticas como el plagio y la difusión de rumores o información inexacta que dañen a la competencia. También se invita a trabajar para favorecer situaciones de comercio y trato justo con proveedores, extendiendo estas prácticas a toda la cadena de suministro o a promover valores colectivos y positivos en las comunicaciones que se realicen.Así mismo, se recomienda a las empresas a ejercer de “organización ciudadana”, procurando la mejora de su entorno en el ámbito social y la protección del entorno ecológico en la toma de decisiones y acciones. Se insta también a abrazar los más altos estándares de seguridad, calidad, durabilidad y/o rendimiento de uso en el desarrollo de I+D+i. También intenta proteger al consumidor frente a los mensajes que invitan al consumo desmesurado o irresponsable.La presentación del código ha tenido lugar en Madrid, en un acto que abrió el profesor de Ética Empresarial y RSC del IESE Business School, Joan Fontrodona.