Diputación vizcaína señala que no habrá segunda línea de Zabalgarbi mientras haya control privado en su accionariado

Madariaga ha solicitado a los socios mayoritarios comprar el 10% de sus participaciones para que no tengan más del 50% del accionariado BILBAO, 13 (EUROPA PRESS) La Diputación foral de Bizkaia advirtió hoy de que no habrá segunda línea de la incineradora de basuras Zabalgarbi, mientras "siga existiendo un control privado en el accionariado de la sociedad". Además, el ente foral ha solicitado por escrito a los dos socios mayoritarios de Zabalgarbi su deseo de hacerse con el 10 por ciento de sus acciones, para que no tengan más del 50 por ciento del accionariado. Estas manifestaciones fueron realizadas por el diputado de Medio Ambiente, Josu Madariaga, quien compareció en las Juntas Generales de Bizkaia para informar sobre la situación financiera de Zabalgarbi. Esta comparecencia se produce después de que se descubriera que la empresa había sufrido, al parecer, pérdidas de 3,7 millones de euros al haber invertido en fondos del broker norteamericano Bernard Madoff. Esta situación provocó que el consejo de Administración de Zabalgarbi, a propuesta de la Diputación vizcaína, acordara el pasado 27 de enero cesar en sus cargos al presidente de Zabalgarbi, Juan Ignacio Unda, y a su director financiero, Domingo de la Sota. La compañía está controlada por FCC y Sener, que ostentan el 60 por ciento del capital entre las dos empresas, mientras que la Diputación foral de Bizkaia cuenta con un 20 por ciento. En principio, se espera que en una semana se pueda conocer exactamente la cuantía de las pérdidas de Zabalgarbi por la estafa de Madoff, que, según reconoció Madariaga, podrían superar los 3,7 millones. Por el momento, Madariaga anunció esta mañana que queda "en suspenso" la segunda línea de Zabalgarbi, mientras siga habiendo control privado en el accionariado. "Para que a todo el mundo le quede claro, no habrá segunda línea de Zabalgarbi mientras siga existiendo un control privado en el accionariado de la sociedad", aseguró. Madariaga anunció que, como presidente del Consejo de Administración de Garbiker, ha solicitado por escrito a los dos socios mayoritarios de Zabalgarbi su deseo de hacerse con el 10 por ciento de sus acciones, para que no tengan más del 50 por ciento del accionariado. Asimismo, indicó que en marzo comparecerá nuevamente ante las Juntas Generales de Bizkaia para explicar cómo han ido los resultados y funcionamiento de Zabalgarbi durante el último año. Desde la Diputación Foral de Bizkaia se mantiene la necesidad de facilitar el control y la transparencia de un servicio ambiental público y básico para la ciudadanía del Territorio Histórico. Madariaga aludió así en su comparecencia al consenso de la cámara de Juntas Generales en cuanto a la importancia de un control público de las infraestructuras que forman parte del sistema integrado de gestión de los residuos urbanos de Bizkaia, que se contempla en el II Plan Integral de gestión de residuos. El diputado de Medio Ambiente incidió en que el ente foral ha "ejercido su responsabilidad de control, exigiendo información y pidiendo responsabilidades". En este sentido, destacó que "actuando de forma eficaz" desde la institución foral, se han "depurado responsabilidades" en Zabalgarbi y se ha abierto una vía para optimizar el control y la transparencia de la política de inversiones de la misma. Además, con el objetivo de recuperar las pérdidas o minimizar el impacto de la operación financiera de la que la Dirección de la Sociedad no informó al Consejo de Administración, la Diputación Foral de Bizkaia ha exigido la adopción de todas medidas legales al alcance de la compañía.