Andinos piden a la UE revisar las sanciones a los empleadores de ilegales

  • Lima, 19 feb (EFE).- Los países miembros de la Comunidad Andina (CAN) pidieron hoy a la Unión Europea (UE) que revise la normativa que impone sanciones para empleadores de ciudadanos de terceros países en situación irregular en Europa.

Lima, 19 feb (EFE).- Los países miembros de la Comunidad Andina (CAN) pidieron hoy a la Unión Europea (UE) que revise la normativa que impone sanciones para empleadores de ciudadanos de terceros países en situación irregular en Europa.

Una nota emitida en Lima por la CAN, señaló que los países andinos (Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú) expresaron su "profunda preocupación" ante la aprobación de la directiva por el Parlamento Europeo.

"Consideramos que la aprobación de esta directiva y su posterior aplicación tendrá un impacto negativo en la promoción y protección de los derechos humanos y laborales de las personas migrantes que se encuentran en situación irregular", remarcó el comunicado.

Los andinos señalaron que en la UE, en lugar "de endurecer las sanciones aplicables a sus empleadores, se debería privilegiar la inserción humana, laboral y productiva de las personas migrantes en las sociedades de destino".

Añadieron que ante la actual crisis económica internacional "la aplicación de medidas restrictivas tal como lo plantea esta directiva no ofrece una solución integral al fenómeno de la migración, al provocar una mayor vulnerabilidad de las personas migrantes en situación irregular, y aumentar las posibilidades de que sean sujetos de explotación laboral".

"Los países miembros de la Comunidad Andina exhortamos a los gobiernos de la Unión Europea a reexaminar, dentro de un enfoque integral y comprehensivo, y en seguimiento a los compromisos adquiridos en el marco de la V Cumbre ALC-UE, las diversas iniciativas legislativas comunitarias y sus compromisos internacionales en materia migratoria y laboral", remarcaron.

Se debe "identificar los desafíos comunes y las posibles áreas de cooperación para la gestión integral de la migración y el desarrollo, teniendo como marco el pleno respeto de los Derechos Humanos y Laborales de las personas migrantes y reconociendo sus aportaciones a los países de acogida", indicaron.