Embargan siete aviones que un empresario hondureño compró pero nunca reclamó

  • Tegucigalpa, 20 abr (EFE).- Un juzgado civil de Honduras ordenó un embargo contra un empresario que hace 22 años compró siete aviones militares a la Fuerza Aérea de este país, por 600.000 dólares, pero que nunca los reclamó, informó hoy una fuente oficial.

Embargan siete aviones que un empresario hondureño compró pero nunca reclamó

Embargan siete aviones que un empresario hondureño compró pero nunca reclamó

Tegucigalpa, 20 abr (EFE).- Un juzgado civil de Honduras ordenó un embargo contra un empresario que hace 22 años compró siete aviones militares a la Fuerza Aérea de este país, por 600.000 dólares, pero que nunca los reclamó, informó hoy una fuente oficial.

El consultor jurídico de la Procuraduría del Estado, Héctor Herrera, dijo a medios locales que el embargo fue ordenado luego de vencer el plazo que se le dio al propietario de los aviones, seis modelo F-86C y uno F-86K.

Los aparatos fueron comprados en 1987 por el empresario hondureño Manuel Pérez, que nunca los reclamó.

Agregó que las aeronaves han permanecido en la base de la Fuerza Aérea Hondureña (FAH) en Tegucigalpa, bajo el cuidado y mantenimiento de la institución militar, que ha incurrido en gastos.

La Procuraduría hizo el requerimiento del pago, que deberá ser por 75 millones de lempiras (unos 3,9 millones de dólares) para compensar el gasto en que ha incurrido la FAH en el cuidado y mantenimiento de los aviones, indicó Herrera.

Los aparatos forman parte de una flotilla de F-86 que la FAH compró en un mercado negro de armas, después de la guerra de 100 horas entre Honduras y El Salvador, en 1969, por asuntos limítrofes y migratorios, según confirmaron a Efe fuentes militares.

Esos aviones en su mayoría no volaron porque al llegar a Puerto Cortés, en el Caribe hondureño, varios venían saqueados, luego de hacer escalas en varios puertos de países caribeños, entre ellos Venezuela, según las mismas fuentes.

La compra clandestina de los caza F-86, fabricados por EE.UU. en la década de 1940, fue una de las acciones encubiertas de los militares de Honduras en los años 70, cuando el país comenzó a modernizar su aviación, la que desde entonces se convirtió en la más poderosa de Centroamérica.